La Paz, Baja California Sur.- Si la intención de los gobiernos es rescatar a las pequeñas y medianas empresas de la crisis económica que ha provocado el Covid-19, se debe exentar a estas del pago por el derecho de certificados en materia de salud y protección civil, dijo Alejandro Rojas Tirado, presidente nacional de Yo soy Red 360.

“Una encuesta realizada por la Asociación de Emprendedores (Asem) arroja que hasta 89% de los pequeños negocios comida podrían dejar de operar en un plazo de dos meses; hacemos una petición para que lleguen más medidas de apoyo para reanimar a los pequeños negocios que son la fuente de empleos de miles sudcalifornianos”, dijo Rojas Tirado.

Asimismo, dijo que para las empresas más pequeñas de México la contingencia sanitaria implica cero margen de maniobra ante un evidente cierre de lo que fue el sueño de décadas de muchos, donde imprimieron un grande esfuerzo por hacer crecer a su empresa.

Derivado de lo anterior, dijo que el Gobierno de BCS y ayuntamientos no deben cargar más cobros a los pequeños y medianos comerciantes con el objetivo de entregar certificaciones que permitan operar en la nueva normalidad. Por el contrario, dijo que estas certificaciones deben ser gratuitas derivado del posible cierre de cientos de negocios.

“8 de cada 10 negocios prevé que se perderán ventas, clientes y nuevos proyectos; además, 31% prevé dificultades para cumplir con el pago de créditos y 40% tendrá dificultades para pagar impuestos […] una de cada cuatro empresas prevé que tendrá que despedir personal, mientras que el mayor impacto podría ser en el sector restaurantero, pues 89% de las empresas encuestadas en el sector gastronómico podrían dejar de operar en los próximos meses”, dijo.

Finalmente, pidió que la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris) exente del pago de certificaciones a las Pymes derivado de la situación que se vive y se avecina en BCS.