Perla-Flores-Leyva-1024x683

POR ARIEL VILCHIS

La historia de los desaseos financieros al interior del congreso del estado aún  se encuentra muy lejos de concluir. Los señalamientos entre los legisladores locales sobre una auditoría a las cuentas públicas del poder legislativo auguran que se destaparán más escándalos de exceso y corrupción sobre el manejo de los recursos que recientemente administraron los diputados del extinto Partido Encuentro Social, Perla Flores como Presidenta de la Junta de Gobierno y Rigoberto Murillo como Presidente de la Comisión de Cuenta y Administración.

Sin rascarle mucho al manejo discrecional que hiciera la diputada Perla Flores Leyva  al uso de los recursos que maneja como legisladora, ya trascendió que pagó con dinero del congreso boletos de avión para su marido y un hijo con destino a Paris, Francia; en un acto que, si bien la diputada ha calificado como un derecho o “que la ley no se lo impide”, si es a todas luces un acto inmoral y abusivo al utilizar su posición de poder para obtener un beneficio personal con dinero público.

Los abusos y excesos de la legisladora del PES Flores Leyva poco a poco van quedando al descubierto y  su afán protagónico le impide visualizar que torcer la ley con  fines personales tarde que temprano hará que se estrelle con la realidad. Como el pasado fin de semana, en la instalación del periodo ordinario de sesiones del congreso, donde fue abucheada por ciudadanos que se encontraban presentes, en una muestra clara de desaprobación por el actuar de la legisladora.

Lo cierto es que los últimos acontecimientos han dejado al descubierto a la diputada como mentirosa, abusiva y poco preparada para ocupar cargos públicos, pues al tener un poco de poder sobre recursos, no desaprovechó la oportunidad para beneficiarse ella y su familia.

Lo más delicado es que Perla Flores pretende hacerse de una candidatura a la alcaldía de La Paz.  Producto de una ambición desmedida, no le importa impulsar reformas a la Ley Electoral del Estado  utilizando la bandera de la equidad pero con un claro objetivo personal donde la beneficiada sea ella.

Una verdadera lástima que se desperdicie un espacio en el congreso local con figuras como la de Perla Flores, que llegaron con cierta expectativa y apoyo de los ciudadanos pero que solo buscan continuar pegados al presupuesto público, sacar provecho para ella y su familia mientras que el pueblo y los ciudadanos de su distrito se quedan esperando resultados de un trabajo legislativo que simplemente no llegará porque la diputada del extinto PES solo piensa en cómo torcer la ley para utilizarla a su favor. Sin duda esa es una actitud que los ciudadanos le cobrarán factura.

De la auditoría a la desastrosa gestión de Perla Flores como presidenta de la Junta de Gobierno del congreso del estado esperemos que se sepa con qué dinero se pagaron relojes que se regalaron a título personal o en dónde quedaron los doce millones de pesos que se tenían presupuestados para mantenimiento y obras del edificio del congreso y que no se ejercieron, pero que tampoco se encuentran en las arcas del poder legislativo. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com