Sin-título-1-620x420.png

POR ARIEL VILCHIS

A unos días de que el grupo parlamentario de MORENA en el congreso del estado asestara una fragante traición al pueblo sudcaliforniano al votar en contra una iniciativa de Ley de Movilidad que, entre otras cosas, permitiría la modernización del obsoleto sistema de trasporte público del estado, ahora los concesionarios del negocio del volante pretenden un golpe más a la economía de las familias paceñas al insistir en un aumento del 40% en la tarifa que actualmente se cobra en el municipio de La Paz.

Los concesionarios pretenden aumentar a 14 pesos  el pasaje, argumentando que la realidad del incremento debería ser a $20, sin embargo están en la mejor disposición de sacrificar sus ganancias. Qué divertidos y graciosos estos transportistas que por más de treinta años no han querido modernizarse y, por otro lado, no ofrecen ninguna garantía de mejorar el servicio, mucho menos cambiar sus unidades o capacitar a sus choferes, NADA.

Las condiciones de las unidades, así como en general del sistema de transporte público en el municipio de La Paz, no son óptimas para un aumento en las tarifas. Camiones y peceras obsoletos, rutas ineficientes e inoperantes ante la necesidad de los usuarios para moverse en una ciudad que ha crecido de manera considerable en las últimas dos décadas. Por lo que, antes de pensar en un aumento, se debe analizar una nueva red de transporte público y  modernización de las unidades, donde la prioridad sean los USUARIOS, LA SEGURIDAD Y LA CALIDAD DEL SERVICIO.

En ese sentido el diputado Rigoberto Murillo, presidente de la comisión de Transporte del Congreso del Estado, aseguró que no hay condiciones para un aumento en las tarifas de transporte debido a la actual calidad del servicio. Incluso el legislador fue más allá al criticar a los transportistas que también exigen préstamos para renovar sus unidades, cuando rechazaron la Ley de Movilidad y en ella se contemplaba un fideicomiso para tal fin.

Por su parte, el alcalde de La Paz Rubén Muñoz Álvarez ha sido enfático en lo correspondiente a un aumento de las tarifas de transporte, al manifestarse abiertamente en contra de cualquier aumento al considerar que existen alternativas en el Plan Integral de Movilidad Urbana de La Paz  que considera un nuevo diseño de rutas con tramos más cortos y gastos de operación menores, entre otros aspectos, que generen recursos a los transportistas sin aumentar las tarifas.

Sin duda las autoridades están conscientes de que en este momento un aumento a las tarifas de transporte es imposible por los múltiples factores ya descritos, resta esperar qué pondrán de su parte los transportistas ante la demanda ciudadana de una mejora en el servicio. Ya veremos qué sucede. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios rostrosyperfilesbcs@gmail.com