SSA_TOCA ACTIVARSE (3)

  • Con más de medio millar de personas, la institución desarrolló el encuentro “Toca Activarse” en el malecón de La Paz

En Baja California Sur trabajamos para impulsar la cultura del ejercicio entre la población, con la certeza de que este es decisivo para lograr una mejor calidad de vida y hacer frente a las enfermedades crónico-degenerativas, como son la diabetes e hipertensión, expresó el secretario de Salud en la entidad, Víctor George Flores al inaugurar la convivencia deportiva “Toca Activarse” en el malecón de La Paz.

Durante esta jornada en la que se concentró más de medio millar de personas para participar en rutinas de ejercicio aeróbico y realizar recorridos en bicicleta o kayak, George Flores señaló que las instituciones estatales son proactivas ante los crecientes índices de obesidad y sobrepeso que registra el país, de ahí que se organicen este tipo de encuentros que fomentan la activación física entre las familias.

El Gobierno del Estado continúa trabajando para llevar a cabo este tipo de acciones que impulsan una mayor actividad física entre los sudcalifornianos, con la certeza de que el ejercicio favorece la circulación sanguínea, fortalece el sistema respiratorio y muscular, mejora la calidad del sueño, el descanso físico, la memoria, autoestima y sensación de bienestar, añadió.

Esta convivencia deportiva fue organizada por la institución estatal mediante su Programa de Alimentación y Activación Física, con el objetivo de mostrar a las personas que no es necesario realizar un desembolso adicional para hacer ejercicio, ya que los instructores participantes establecieron rutinas que pueden replicarse en espacios públicos o en los propios hogares al no requerir de aparatos, ni implementos adicionales para llevarse a cabo.

En este sentido, George Flores puntualizó que además de estos foros, donde se propicia una participación colectiva de la población, la Secretaría de Salud de la entidad coordina Grupos de Ayuda Mutua (GAM) en centros de salud de los cinco municipios, donde activadores físicos establecen rutinas de ejercicio a los pacientes crónicos, con la perspectiva de que mejoren sus condiciones de bienestar.