PRINCIPAL SEPADA_MUESTREO (1)

  • La SEPADA y el Comité Estatal de Sanidad Vegetal dan continuidad a estas acciones que permiten evitar que se introduzcan enfermedades y plagas al territorio estatal

Con el objetivo principal de mantener los estándares de sanidad que caracterizan a los productos sudcalifornianos, la Coordinación de Sanidad e Inocuidad Alimentaria, mantiene una estrecha vigilancia en coordinación con introductores de frutas y verduras, dio a conocer el subsecretario de Desarrollo Agropecuario, Álvaro Gómez Reynoso.

Durante un encuentro con introductores de frutas y hortalizas que utilizan el Punto de Verificación Interna (PVI) del Paralelo 28 (Guerrero Negro), así como con los que introducen este tipo de productos vía marítima (Puerto de Pichilingue), se destacó la importancia de este tipo de acciones, “porque será solamente a través del esfuerzo conjunto como podremos garantizar la sanidad que distingue a nuestro Estado”, señaló el funcionario estatal.

En el encuentro con los usuarios del Punto de Verificación de Guerrero Negro, recordaron la importancia de cumplir con las normas vigentes que regulan la movilización de frutas y verduras, haciendo énfasis en la prohibición de introducción de papa norteamericana y canadiense a una distancia mayor a 20 kilómetros de la franja fronteriza.

Con base en lo anterior, Gómez Reynoso, estableció que se considera ilegal la introducción y comercialización de papa de origen estadounidense y canadiense en nuestro territorio, por lo que pidió la colaboración de los introductores a fin de evitar el decomiso y la destrucción de ese producto.

Por lo que respecta a los introductores de frutas y verduras que utilizan el puerto de Pichilingue, explicaron que con base en la NOM-075-FITO-1997, se realiza una estricta revisión de cada uno de los embarques con el fin de evitar la introducción de la mosca de la fruta, principalmente.

En ese sentido el subsecretario lamentó que desafortunadamente han sido constantes los cargamentos que se han detectado con larva de la mencionada plaga, por lo que se ha tenido que proceder con actos de autoridad consistentes en la destrucción del producto o retorno del mismo a su lugar de origen.

Finalmente, expresó la importancia de que tanto introductores como trasportistas se sensibilicen sobre la trascendencia de cumplir con los tiempos y temperaturas en las que se deben de realizar los procesos de fumigación en el trayecto del interior del territorio nacional hacia nuestra media península, ya que sólo de esta manera se garantiza que la aplicación sea efectiva y se eliminen los riesgos de introducir frutas contaminadas.