12

  • Participaron 200 jóvenes de la secundaria David Peralta Osuna

Como parte de las labores preventivas llevadas a cabo en los recintos escolares dentro del programa “Vivir en Paz”, elementos de la Unidad de Proximidad Social de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y personal del Centro Estatal de Prevención del Delito con Participación Ciudadana (CEPDPC), llevaron a cabo rally de actividades en la escuela secundaria David Peralta Osuna, informó el Secretario de Seguridad Pública Germán Wong López.

En este sentido, el funcionario explicó que se busca impactar a niños y jóvenes en las escuelas a través de actividades que propicien un desarrollo pleno y alejado de conductas que puedan dañar su desarrollo hacia la adultez, por lo que en ella participan diferentes instituciones sociales, educativas y de seguridad.

“Esta es una etapa en la que los jóvenes se encuentran en la búsqueda de su identidad, en la formación de su mundo emocional, afectivo y social, por lo que es importante encaminarlos a desenvolverse con valores y principios que les permitan ser seres humanos de bien que contribuyan al bienestar de la sociedad” apuntó.

Asimismo, titular de la SSPE refirió que esta labor es una combinación de pláticas, dinámicas deportivas y culturales que les permitirán no sólo activarse físicamente sino también a trabajar su mente en acciones positivas enfocadas en alejarlos de conductas ilícitas previniendo así el delito dentro de la comunidad.

En el rally participaron aproximadamente 200 alumnos de este plantel, quienes interactuaron con los oficiales e integrantes del CEPDPC en juegos educativos como, visión fatal, pinta caritas, memorias, acertijos, todos ellos con temas preventivos que aportan positivamente en su conducta para dirigirse con mayor amabilidad y respeto dentro y fuera del plantel.

Finalmente, Germán Wong López puntualizó que con estas acciones la SSPE trabaja de la mano de la sociedad, para encaminar a niños, adolescentes y jóvenes por el camino que los lleve a forjar ese mejor futuro que todas las familias sudcalifornianas merecen vivir.