buro 1

POR ARIEL VILCHIS

Veinte años no es nada, dice el tango “Volver” de Carlos Gardel, y al parecer en política tampoco son nada, es decir, un pequeño lapso histórico donde los hechos pueden ser cíclicos. Al menos así se observó ayer durante el evento de celebración de la primera alternancia en la gubernatura estatal sucedida en 1999, movimiento reivindicatorio de las izquierdas locales que encabezara el ex gobernador Leonel Cota Montaño, al cual se sumaría Víctor Castro Cosío en una articulación operativa denominada “Red 7 de Febrero”.

Ahí estaban ambos personajes, Leonel Cota y Víctor Castro, más vigentes que nunca, en un encuentro del pasado reciente, mezclado con el presente, y proyectado hacia el futuro 2021, algo que pocas veces sucede y que puede palparse de la viva voz de los actores que hace veinte años iniciaron una travesía y cuyo punto de salida y de llegada, también ahora como hace veinte años, se llama Andrés Manuel López Obrador.

Lo que sucedió en 1999, el llamado “leonelazo”, fue multifactorial. Pero en lo que coinciden todos, al menos los que ayer hicieron uso del micrófono -Rubén Muñoz Álvarez, Armida Castro Guzmán, Alfredo Porras Domínguez, Lucia Trasviña Waldenrath, Narciso Agúndez Montaño, y el propio Víctor Castro- es que el liderazgo de Leonel Cota Montaño logró ser el vehículo donde todos tuvieron un lugar y un destino, ya lo que vino después corre por cuenta propia de cada actor.

Leonel Cota fue puntual en su intervención, como es su estilo: Mantener la unidad de MORENA en Baja California Sur, conservar la disciplina en torno al presidente Andrés Manuel López Obrador, reconocer el mérito de quienes iniciaron la construcción de MORENA y contribuyeron al triunfo de 2018, y fustigó severamente el “gatopardismo” político al reclutarse cuadros de otros partidos políticos que solo buscan su beneficio personal, y en un gesto sencillo que nadie esperaba, reconoció la labor de los “Servidores de la Nación”, para cerrar con una buena nueva: la enorme posibilidad de que MORENA tenga su primer gobernador en 2021.

Por su parte el Profe Víctor Castro Cosío, discursó bien, más formal, al hacer un repaso de las luchas democráticas de una izquierda histórica sudcaliforniana, la cual puso su granito de arena en 1999, para continuar su participación hasta la consumación del triunfo presidencial de Andrés Manuel, un mérito que tampoco puede regateársele al Profe Víctor, no por nada ahora es coordinador de los programas federales para el bienestar social del Gobierno de México. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com