Representantes Sindicales de los Institutos Tecnológicos del Estado de Baja California Sur, se reunieron este viernes 1 de febrero, con los integrantes de la Comisión de Educación del Congreso, integrados por Esteban Ojeda Ramírez, Presidente, y Mercedes Maciel Ortiz y María Petra Juárez Maceda como Secretarios, preocupados por el desinterés de las directivas de los institutos por atender los pliegos petitorios que presentaron desde el mes de diciembre del año pasado.
Esteban Ojeda, Presidente de la Comisión, señaló que los diputados están en la mejor disposición para apoyar en todo lo que sea posible para destrabar la problemática que le plantearon los trabajadores.
Los agremiados manifestaron su preocupación, pues han emplazado a huelga a partir de la próxima semana en caso de no haber ninguna respuesta y hasta la fecha no han visto la mínima intención de los directivos por generar pláticas conciliatorias.
Los trabajadores han solicitado recursos, además de los contemplados en el contrato colectivo, para acciones de seguridad tanto de los alumnos como del personal, entre otros rubros.
Dijeron que esperan pronto una contrapropuesta seria de parte del gobierno del Estado, porque no desean perjudicar a los alumnos y los programas de estudio.
Esteban Ojeda propuso hacer un concentrado básico de las necesidades que plantea cada escuela para que la Comisión las revise y pueda llamar a los directivos para pedirles su máxima colaboración, así como también con los Secretarios de Finanzas y Educación para construir propuestas de respuestas.
Solicitó a las agrupaciones diferir un poco los aplazamientos a fin de que los integrantes de la comisión tengan tiempo de construir, junto con el gobierno del Estado, una solución que convenga a todos.
Los trabajadores le expresaron que es la primera vez que pueden sentarse con los diputados para plantearles su problemática, y les llena de confianza la experiencia e imparcialidad para que se encuentre la solución, misma que significa que el Gobierno del Estado libere los recursos que están planteando de manera legal en sus emplazamientos.
Dijeron que por primera vez los trabajadores tienen una tribuna para expresar la situación que se vive en las instituciones.
Señalaron además, que durante muchos años, han privilegiado la importancia de la educación y por lo tanto, no han luchado, por mejores prestaciones, pero ha llegado la hora de que los derechos que tienen como trabajadores se respeten y se busque una vida digna para todos; y reiteraron que están dispuestos a debatir y escuchar propuestas.
Dijeron que exigen que el Gobierno cumpla con las obligaciones que tiene hacia los institutos porque la desatención recae en una enorme carga económica hacia los alumnos quienes tienen que solventar el déficit presupuestario con altos costos de inscripción, que van desde los cinco mil a los 2,500 pesos semestrales y un desgaste en el ingreso de los trabajadores.