fb.jpg

Por Alejandro Barañano

Tal parece que algunas personas son asaltadas por sensaciones internas de no estar en el lugar y momento adecuados; de no estar haciendo lo adecuado; de no estar con la emoción o los pensamientos correctos y por supuesto de no ser una persona adaptada. Algo así como la sensación de estar fuera de la realidad.

Y lo digo porque hay casos tan patéticos como lo es el del ex vendedor de discos “piratas”, ex coordinador de campaña en la zona de Los Cabos del perredista, Ricardo Gerardo Higuera, y también ex delegado municipal de Cabo San Lucas, Francisco Javier García Valdez, que quiere engañarse a sí mismo sin darse cuenta que con ello obtiene consecuencias devastadoras, especialmente a lo que llama su carrera, identidad y sus relaciones con quienes le han ayudado en demasía.

Todo esto viene a colación pues resulta que en su más reciente reaparición en redes sociales, -después de la debacle electoral que sufrió el pasado primero de julio del 2018-  Francisco Javier García Valdez lanzó señalamientos en contra de la actual administración que encabeza Jesús Armida Castro Guzmán, ello al asegurar que han sido con lo denominado las izquierdas, cuando se han dado las invasiones en aquel municipio turístico sureño.

Así, en su perfil personal de Facebook señaló textualmente: “En el tema de la invasión alrededor de Chulavista en Cabo San Lucas, hay que ser precisos, en primera  con el gobierno pasado ya se había evitado que esa misma propiedad fuera invadida, ya que para los gobiernos emanados del PAN el respeto a la propiedad privada es un principio básico; y segundo, que las invasiones en Los Cabos se dan con la llegada de las izquierdas específicamente con las familias que desde 1999 han generado en el municipio desde el PT y que ahora están en MORENA”.

Pero ahijado del perredista y galimatías de Ricardo Gerardo Higuera, o sea Francisco Javier García Valdez fue más allá y añadió: “Los Cota Montaño y Agúndez  usan las invasiones como negocio, invasiones que se pueden prevenir, y está en la cancha de la autoridad municipal actuar de manera preventiva en cuanto recibe el llamado de auxilio de los propietarios en riesgo de perder su propiedad, ya que queda claro que las invasiones se dan con la tolerancia de la actual autoridad municipal”.

Obvio es decir que le llovieron críticas a mansalva, y en muchas de ellas el mismo pueblo cabeño le recordó que fue en la mismísima administración que encabezó Arturo de la Rosa Escalante donde muchos de los invasores que ahora critica salieron premiados al ser instalados en cargos de buen nivel gubernamental.

Tan obtuso salió el conocido como “Panchito” García, que se le olvidó que a Manuel Olvera, presunto invasor en Cabo San Lucas, fue colocado en el gobierno panista como titular de ZOFEMAT, esto al igual que la también sediciente panista Luz María Suastegui, a quien la sentaron en el sillón principal de la Dirección de Participación Ciudadana, por citar algunos.

Por eso debería entender Francisco Javier García Valdez –si es que tiene capacidad para ello- que siendo delegado municipal de Cabo San Lucas  premió a varios líderes invasores del municipio, y que ello es tan cierto que por eso la ciudadanía sanluqueña lo castigó en las urnas aquel histórico primero de julio del año pasado cuando sus contrincantes los rebasaron electoralmente con un margen de tres a uno cuando aspiró a ser diputado local en el distrito IX. ¿O a poco ya lo olvido el buen “Panchito”?

Con el tiempo, el oriundo de El Fuerte, Sinaloa, debería de comenzar a reconocer el riesgo que tiene encima de quedar atrapado en esa espiral de soledad y autoengaño en los que se encuentra, por lo que mejor quien esto escribe seguirá BALCONEANDO…

 

DE MÍ PARA USTEDES:

Deseo que este sea un año lleno de alegría, salud y prosperidad, y también que puedan disfrutar cada minuto de este 2019 que recién comenzó. . . ¡MUCHAS FELICIDADES!