Embarazo-no-Planificado-en-Adolescentes

  • Se imparte capacitación a docentes sudcalifornianos para el adecuado abordaje del tema

Para ofrecer un mejor porvenir a las nuevas generaciones de sudcalifornianos, la actual administración estatal impulsa una suma efectiva de esfuerzos entre el personal de salud y el magisterio que permita sensibilizar a los jóvenes sobre la importancia de tomar decisiones responsables, expresó el secretario del ramo, Víctor George Flores al inaugurar un taller para implementación de la estrategia de acciones preventivas del embarazo adolescente.

En la apertura de esta capacitación que la Secretaría de Salud (SSA) en el estado ofrece a educadores de nivel básico y medio superior, George Flores indicó que para hacer frente a los retos de la sociedad es indispensable la conjunción de voluntades, como la que hoy se da con profesionales de la salud y la docencia para impulsar la cultura del autocuidado entre adolescentes y jóvenes.

La SSA tiene consultorios amigables para adolescentes, donde personal capacitado brinda orientación a las inquietudes que tienen en este rubro, pero la institución recurre al apoyo de los maestros para reforzar el mensaje de prevención en los menores de edad, agregó el funcionario estatal, al mencionar que la premisa es guiarlos para que vivan su juventud a plenitud y con responsabilidad.

En esta actividad a la que acudió la coordinadora de Proyectos Académicos de Educación Básica, Eliza Canizales Cosío, George Flores expuso que los vacíos de información en temas como la sexualidad, son suplidos por personas que desorientan, confunden o mal aconsejan, de ahí la importancia en que las instituciones ofrezcan consejerías adecuadas a los adolescentes, que ayuden a prevenir consecuencias por malas decisiones.

Hablar de sexualidad con los jóvenes no es inducirlos a tener relaciones tempranas, sino ayudarlos a tomar conciencia de los riesgos para la salud y proyecto de vida que esto implica, comentó el funcionario estatal, al puntualizar que este taller se efectúa mediante el uso del libro “Consejos prácticos para la prevención del embarazo adolescente: Yo cuido mi futuro”, que editó la institución a su cargo.