Con la participación de titulares de dependencias de los tres órdenes de gobierno, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) llevó a cabo el curso-taller sobre la metodología para la medición multidimensional de la pobreza, “una acción importante que vendrá a contribuir para la toma de las mejores decisiones en materia de política social, así como evaluar el trabajo desarrollado hasta hoy”, señaló el gobernador Víctor Manuel Castro Cosío.

Durante la reunión que se llevó a cabo en la Sala de Gobernadores de Palacio de Gobierno, se destacó la trascendencia de este taller que aporta las herramientas para el diseño, monitoreo y evaluación de los programas sociales que lleva a cabo la administración pública estatal.

Acompañado David Rojas Rosey, director ejecutivo de Medición de la Pobreza y Seguimiento a Indicadores y de Alberto Castro Jaimes, director ejecutivo de Planeación institucional, Investigación y Vinculación Externa del CONEVAL, de la presidenta del sistema estatal DIF, Patricia López Navarro y de los integrantes del gabinete legal y ampliado, el mandatario sudcaliforniano expresó su interés de coordinar inmediatamente los esfuerzos para aplicar evaluaciones en cada una de las áreas, y del trabajo de toda la administración a fin de atender las debilidades que se detecten.

El Ejecutivo estatal recordó que el compromiso de la transformación que se impulsa en Baja California Sur es para que los programas sociales beneficien a quienes más demandan la solidaridad de sus autoridades, y “para ello es importante contar con metodologías claras, que permitan ser más eficientes”, agregó.

Se explicó que una persona se encuentra en situación de pobreza multidimensional, cuando no tiene garantizado el ejercio de al menos uno de sus derechos para el desarrollo social, y sus ingresos son insuficientes para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades.

En ese sentido se dio a conocer que en la entidad, según la más reciente medición, de 2016 a 2020, Baja California Sur la población en situación de pobreza pasó de 22.9 a 27.6%, y de 1.5 a 2.9% en condición de pobreza extrema, esto derivado principalmente de la pandemia por Covid 19. Una situación que se revierte poco a poco. Finalmente, el Gobernador agradeció la disposición del CONEVAL para este acercamiento y confió en que el trabajo conjunto que iniciará de inmediato, tendrá positivos resultados en un mejor manejo y aplicación de los programas de desarrollo social.