Comprometidas con la atención, prevención y erradicación de las violencias hacia niñas y niños, durante el 2022, a través el Programa de Orientación y Prevención Infantil (POPI) el Centro de Justicia para las Mujeres (CJM) brindó información para para detectar y prevenir el abuso sexual infantil a 2 mil 621 personas, informó Frida Salgado Estrada, coordinadora de dicha institución.

El abuso sexual infantil, es un acto que deja secuelas físicas y psicológicas que afectan el desarrollo de habilidades sociales emocionales de niños, niñas y adolescentes agredidos, por lo que se busca, a través de la capitación e información dirigida a niñas, niños, padres de familia, servidores públicos, así como a la comunidad en general, brindar información a fin de evitar la violación a los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

En este sentido, Salgado Estrada agregó que se acudieron a jardines de infantes, planteles de nivel básico, media y superior, para brindar información, de acuerdo a su edad, para que tomen conciencia del derecho que tienen sobre su propio cuerpo.

Por su parte, Viridiana Lucero, coordinadora del POPI manifestó que el material educativo consiste en un video que les explica cuáles son sus partes íntimas y da tres mensajes clave para protegerse: no permitas que nadie toque tus partes íntimas y no toques las partes íntimas de nadie; si te tocan y te piden guardar el secreto, no lo hagas; y si te tocan, no te quedes callado y cuenta lo que pasó a alguien en quien confíes, refirió.

Asimismo, derivado de estas pláticas, se logró la canalización de 57 personas que, durante la actividad, psicólogas especialistas del POPI, detectaron que posiblemente vivían algún tipo de violencia.