• El secretario José Alfredo Bermúdez estableció que estas acciones han permitido definir prioridades e identificar proyectos de impacto colectivo

Para la administración que encabeza el gobernador Víctor Castro Cosío, la organización de las y los productores de la entidad constituye el primer paso para impulsar la transformación de las actividades productivas primarias, esto con el objetivo de generar mayores oportunidades de bienestar y progreso a favor de las familias de más escasos recursos, señaló el secretario José Alfredo Bermúdez Beltrán.

En ese sentido, el titular de la Secretaría de Pesca, Acuacultura y Desarrollo Agropecuario (SEPADA), destacó que, a lo largo del presente año, el Gobierno del Estado llevó a cabo un total de 53 talleres de participación comunitaria en el mismo número de comunidades rurales de los cinco municipios, donde participaron 634 mujeres y 777 hombres, en la priorización de sus necesidades sociales, económicas y ambientales; propiciando la participación de distintas instituciones de los tres órdenes de Gobierno.

Del mismo modo, dijo que como parte de la componente de Fortalecimiento y Consolidación de la Microempresa Rural Agropecuaria, la cual fomenta la participación preferentemente de mujeres y jóvenes organizados en torno a proyectos productivos familiares, en el presente año se logró conformar 16 microempresas, con un total de 170 personas incorporadas a actividades productivas en las cadenas de valor, el mejoramiento de los ingresos y de la calidad de vida de las familias del sector rural.

Por otra parte, reconoció la importancia del capital humano para estas tareas, por lo que la SEPADA, a través de la Subsecretaría de Desarrollo Agropecuario, realizó 4 talleres de Formación de Facilitadores en Planeación Participativa Comunitaria, en los que se capacitó a 117 servidores públicos estatales y de los cinco ayuntamientos, quienes interactúan con la población en la identificación de proyectos sociales, económico-productivos y ambientales, que contribuyan en el bienestar de las familias rurales.

Finalmente, el servidor público estatal destacó la importancia de que las comunidades rurales estén organizadas en torno a sus prioridades, buscando en todo momento mayores niveles de desarrollo y progreso, por lo que reiteró el compromiso estatal de seguir trabajando en estos aspectos que además consolidan el arraigo de los jóvenes a sus comunidades rurales, factor que coadyuva a conservar y fortalecer nuestro sentido de identidad.