A partir de 2023, se busca que todos los beneficiarios de los programas de la Secretaría de Bienestar cuenten con su tarjeta para cobrar sus apoyos económicos en los bancos de esa institución.

La delegada de la dependencia, Yanssén Weichselbaum Calderón, comentó que actualmente se tiene a cerca de 150 mil beneficiarios con los programas de la dependencia, los cuales pasarían de la banca comercial a la de Bienestar.

Expresó que actualmente se ha iniciado el proceso con los adultos mayores, que en Baja California Sur suman unos 24 mil, y se espera continuar con los discapacitados, y así sucesivamente se irán integrando los demás programas, hasta completar el 100%.

Dijo que la intención de que el dinero que entrega el gobierno federal sea manejado por los bancos de Bienestar, obedece a una política de eficiencia y austeridad en el gasto, considerando que la banca privada cobra altas cuotas a la Federación por realizar esas transacciones.

La funcionaria de Bienestar, comentó que al eliminarse el cobro por manejos y operación de las cuentas, se tiene la posibilidad de que esos recursos ingresen a la misma bolsa de los programas sociales del gobierno federal.

Explicó que además, la cuenta bancaria de cada beneficiario permitirá ejercer diversos movimientos financieros, como transferencias, pago de servicios, e incluso tendrán la posibilidad de contar con capacidad de monto mucho mayor al actual.

Abundó que las anteriores tarjetas de Bienestar, eran del nivel 2; es decir, que solamente podían recibir depósitos hasta los diez mil pesos, pero que las actuales son de nivel 4, de ahí que los depósitos pueden ser por más del millón de pesos.

Yanssén Weichselbaum, remarcó que la intención es que para el 2023, ya todos los inscritos en los programas de la institución puedan recibir su pago en cada una de las nueve sucursales de la banca de Bienestar, instaladas en los cinco municipios de Baja California Sur. (Por: Arturo Nieves).