·         Los juveniles son desarrollados en los laboratorios de su Unidad Pichilingue, bajo la supervisión técnica de personal académico y apoyo de estudiantes

Al presidir la entrega de 500 mil semillas de ostión japonés a productores acuícolas del municipio de Comondú, el rector de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Dr. Dante Salgado González, refrendó el compromiso universitario de seguir apoyando con acciones efectivas de vinculación social a las diferentes comunidades del estado.

            El acto protocolario tuvo lugar en la Unidad Académica Pichilingue de la Universidad, donde actualmente se desarrollan estos juveniles bajo estrictas medidas de sanidad acuícola y procesos técnicos que aseguran la calidad del producto, como parte del programa “Cultivando comunidades sustentables para el bienestar familiar”.

Fue en junio de este año cuando se celebró precisamente una firma de convenio con la Asociación de Productores Acuícolas del Municipio de Comondú A.C., donde el propio gobernador constitucional del estado, Profr. Víctor Castro Cosío, fungió como testigo de honor, junto al senador de la república Napoleón Gómez Urrutia, quien además se sumó a la continuidad del proyecto.

Precisamente, estas 500 mil semillas entregadas son fruto del apoyo financiero brindado por el propio legislador para la generación total de un millón de juveniles de ostión, en favor de la demanda productiva de los pescadores.

De acuerdo con lo expresado por el rector Dante Salgado durante el evento, al que acudieron productores, personal directivo y académico, al igual que alumnado, los esfuerzos de la Universidad están enfocados en quienes más lo necesitan, apoyándolos en la solución de sus problemas, pero también, si así lo requieren, en el replanteamiento de sus vocaciones y proyectos de vida.

En su oportunidad, pidió a las y los presentes nunca olvidar que la UABCS es una institución pública, que se debe a su sociedad y por ello siempre mantendrá sus puertas abiertas a esas peticiones enfocadas en el bienestar y desarrollo de la ciudadanía.

En este sentido, reconoció el trabajo del Dr. Andrés Granados Amores en calidad de responsable técnico del proyecto, pues desde antes que iniciara vino empujando muy fuerte desde la Unidad Pichilingue para que se concretara y, ahora, para que se siga fortaleciendo con la idea de beneficiar a muchas más personas

Del mismo modo, celebró la incorporación de estudiantes a la producción de las semillas, no sólo porque fortalece su formación y les abre un mayor horizonte profesional de cara a su egreso, sino que demuestra su responsabilidad social, sensibilidad y compromiso con el desarrollo de la entidad.

“Con esta entrega queremos dejar constancia que hay sitios como la universidad donde pueden encontrar un valioso apoyo para fortalecer sus actividades y con ello su economía. Mantendremos esa vocación social universitaria y voluntad de desarrollar dinámicas de interés común, sin fines de lucro. Esperamos que nos sigan teniendo confianza  y continuar con esta cooperación mutua que vislumbramos con éxito”.

Por su parte, en representación del grupo de productores, intervino Karina Francisca Mompala para agradecer a la UABCS por su invaluable solidaridad y asesoría que también les ha brindado para mejorar sus actividades.

Hizo patente la necesidad de contar con más semilla de ostión pues actualmente es insuficiente en la región, pero también refirió que, con la intervención de la universidad, poco a poco podrán ir incrementando de cierta forma la producción, favoreciendo a las familias que viven de la pesca en lugares como María Auxiliadora, San Buto, Laguna de Lodos, Estero San Jorge, La Poza Grande, entre otros.