• En el marco de su inauguración, el rector dio a conocer que recientemente se firmó un convenio con la Universidad Michoacana para ofrecer conjuntamente un doctorado en la materia

Como parte de los trabajos que realiza la planta académica y alumnado de la Maestría en Investigación Histórico-Literaria de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, actualmente se celebra un coloquio internacional para reflexionar sobre la historia social y literaria de México, al igual que el análisis del discurso histórico y literario.

Teniendo como sede a la casa de estudios sudcaliforniana, en el encuentro, que comenzó este 9 de noviembre, participan reconocidas personalidades de las áreas humanísticas, destacando la  presencia del Dr. Jordi Canal, de la Escuela de Altos Estudios de Ciencias Sociales de París.

Al inaugurar la jornada de actividades, el rector de la UABCS, Dr. Dante Salgado González,  no sólo celebró la realización del evento, sino que además hizo hincapié en el reconocimiento que este programa de posgrado tiene actualmente, al grado de contar con el distintivo de programa de excelencia por parte del CONACyT.

Y aunque no ha sido fácil su tránsito, el rector apuntó que gracias a la conjugación de esfuerzos colectivos entre estudiantes y docentes, junto con la parte directiva, se proyectan cosas muy trascendentes.

Entre ellas, anunció la reciente firma de convenio con la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo para ofertar, de manera interinstitucional, un doctorado sobre la base actual de la Maestría en Investigación Histórico-Literaria de la UABCS, constatando  con ello el interés académico que despierta.

“El que una casa de estudios como la Nicolaíta, con amplia trayectoria en los estudios humanísticos, tenga interés en un programa que nació aquí, habla de lo pertinente y destacado del trabajo que se está haciendo a nivel de docencia, investigación y difusión”.

En el marco del Coloquio, el Dr. Salgado González hizo el llamado a que se reflexione de manera serena sobre la crisis de valores actual, pero también a que se externen esas opiniones, que aunque no son verdades absolutas y están sujetas al contraste, requieren llegar a la sociedad para verdaderamente traducirse en acciones concretas y tengan un impacto social.

Precisamente, refirió que un coloquio es ese espacio donde se manifiestan las voces y se establece ese diálogo que tiene su origen en la tradición griega filosófica, “con lo cual nuestras generaciones puedan ir perfilando un horizonte de trabajo que en este caso tiene su arraigo en el ejercicio histórico-literario, pero que debe ir más allá y responder las preguntas que se está haciendo el mundo hoy en día”, puntualizó el rector.