• Mediante el uso de medicamentos se puede evitar que una embarazada seropositiva transfiera el virus al bebé

Aunque ha atendido más de dos mil partos en lo que va de 2022 en las unidades hospitalarias que opera en los cinco municipios, la Secretaría de Salud de Baja California Sur se mantiene sin casos de transmisión perinatal del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). No obstante, realiza acciones continuas para su detección y atención en embarazadas, dijo la titular del ramo en la entidad, Zazil Flores Aldape.

En el marco de una capacitación para favorecer la confirmación y seguimiento de posibles casos que el programa de salud materna proporcionó a personal médico y de enfermería de primer y segundo nivel de atención, Flores Aldape resaltó la importancia de sensibilizar a las embarazadas en la importancia de practicarse pruebas rápidas de VIH para lograr detecciones tempranas y emprender acciones oportunas.

En general el llamado que hacen las instituciones del sector a las mujeres en edad reproductiva es que acudan a la revisión médica antes de embarazarse para constatar que están en condiciones físicas aptas para lograr un parto saludable o de riesgo mínimo, pero también hacen la convocatoria para que las embarazadas acudan puntualmente a sus citas de control para constatar su bienestar y el de sus hijos, agregó.

Como parte de estas atenciones que se brindan a las mujeres en gestación se valoran indicadores como la glucosa en la sangre, la hipertensión arterial, el control de enfermedades que ya estaban presentes antes del embarazo, pero también se efectúan estudios para detectar la presencia de patologías que estaban inadvertidas por la madre, pero que de no tratarse pueden afectar la salud del bebé, como son las pruebas de VIH o sífilis, comentó.

Cuando esto ocurre, las pacientes son canalizadas a los centros ambulatorios para la prevención y atención en SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS) a fin de que reciban tratamientos integrales (desde el ámbito terapéutico al psicológico, dental, de trabajo social y otros) para evitar que transfieran los patógenos a sus hijos y con esto logren un nacimiento saludable, finalizó.