POR ARIEL VILCHIS

“Hágase justicia aunque se caiga el cielo”. (Lucio Calpurnio)

Lo justo sería que Alejandro Fernández Briseño respondiera ante la justicia por las demandas que tiene interpuestas en su contra; lo justo sería que respondiera al Juicio Político que tiene pendiente en el Congreso del Estado.

Lo justo sería que respondiera a la gente, a los habitantes del municipio de Los Cabos, porque dentro de la administración municipal de la que fue parte como Síndico se les negó a los cabeños el derecho del agua, cancelando un proyecto como el de la Desaladora para Cabo San Lucas.

Lo justo sería que se diera la cara a los cabeños por la venta de terrenos y la privatización de calles, así como accesos a la playa que se dieron en la administración en la que fue el representante legal del ayuntamiento.

Lo justo sería que perder asuntos legales que perjudican la hacienda municipal realmente  se castigara y el ex síndico Alejandro Fernández Briseño no tendría más remedio que afrontar su ineptitud.

Lo justo sería que rindiera cuentas por los desaseos administrativos y financieros de la fallida administración municipal de Los Cabos del 2018 al 2021.

Lo justo sería que para, tener la lengua larga, tuviera la cola corta. Y no la tiene.

Eso sería lo justo y, sin duda, la justicia llegará en algún momento…  ya veremos qué sucede, es mi opinión…