Tribunal Estatal Electoral de Baja California Sur, integrado por la Magistrada Presidenta Sara Flores de la Peña, la Magistrada Betsabé Dulcinea Apodaca Ruiz y el Magistrado Juan Manuel Holzkan, resolvieron los Recursos de Apelación 09 y 10 de 2022.

En el presente asunto, el Partido Nueva Alianza Baja California Sur y el Partido Humanista de Baja California Sur, controvirtieron los acuerdos IEEBCS-CG042-JUNIO-2022 y IEEBCSCG041- JUNIO-2022, del Consejo General del IEEBCS, respectivamente.

En ambos acuerdos, se establecen los plazos y montos a ejecutar por remanentes no ejercidos por ejercicios fiscales anteriores, ya determinadas por el Instituto Nacional Electoral y los cuales han quedado firmes.

Los partidos políticos, en esencia, señalan que resulta inconstitucional la retención del 100% de sus ministraciones mensuales, pues no podrán ejercer sus actividades cotidianas si no reciben el financiamiento público durante el periodo que se retenga para cumplir con el pago del remanente.

Al respecto, el TEEBCS consideró infundados los agravios, porque de acuerdo con los principios constitucionales, hacendarios y presupuestales de racionalidad, austeridad y anualidad que deben prevalecer en las finanzas del país, los partidos tienen el deber de reintegrar o devolver al erario los recursos entregados para el desarrollo de actividades ordinarias y específicas que no fueron debidamente comprobados o devengados en cada ejercicio anual.

Esto es, los partidos reciben anualmente dinero público para destinarlo exclusivamente al desarrollo de sus actividades ordinarias y específicas de ese ejercicio concreto y están obligados ejercer ese financiamiento exclusivamente para los fines que fueron entregados, por lo que no podrían destinar esos recursos a un ejercicio posterior o a actividades distintas.

Esto significa que están obligados a devolver los recursos que no hayan gastado o cuyo gasto no hayan podido comprobar en el ejercicio correspondiente.

De esta manera, la Sala Superior resolvió en el expediente SUP-RAP-142/2022, que resulta constitucionalmente válida la retención de la totalidad de las ministraciones, cuando se trate del reintegro de remanente para actividades ordinarias y especificas no ejercidos o comprobados en ejercicios fiscales, al considerar que los recursos que conforman los saldos remanentes no constituyen la imposición de una sanción, pues únicamente se trata de reintegrar los montos no ejercidos durante un año fiscal, de ahí que no constituye una carga adicional para los partidos.