• Gobierno del Estado respalda a los cinco ayuntamientos de la entidad

El gobernador Víctor Manuel Castro Cosío dijo que su administración trabaja a lado de los alcaldes para hacer frente a los retos que se enfrentan en materia de agua potable, y dio cuenta de acciones específicas en favor de Comondú, La Paz y Los Cabos.

Respecto a Comondú, dio a conocer que se está trabajando para acordar que productores agropecuarios cedan agua al organismo operador para destinarla al abasto doméstico, pues también en ese municipio se registran problemas con la escasez del líquido.

Por lo que se refiere a La Paz, luego de las gestiones ante el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, se logró su respaldo para acelerar la entrega de 100 millones de pesos que se destinarán a obras para mejorar la red de distribución del agua potable en este municipio.

Castro Cosío recordó que el Ayuntamiento aplica ya, en el objetivo de lograr una mejora integral del organismo operador, 30 millones de pesos que aportó el Gobierno del Estado.

En cuanto a la planta desalinizadora de Los Cabos, dijo que se está ayudando a que se destrabe el problema para su operación, “sólo hasta donde tengamos injerencia y lo permita el ayuntamiento. Hemos intervenido cuantas veces lo ha planteado y en otras ocasiones nos hemos mantenido al margen porque son negociaciones que la autoridad municipal hace con la empresa”, agregó.

El mandatario estatal precisó que los problemas del agua son de todos; se deben atender por los tres órdenes de gobierno con la ayuda de la sociedad, cuidando el agua en extremo.

Reiteró el llamado a la ciudadanía para fortalecer una cultura del agua que nos permita revisar instalaciones en las casas y tomar conciencia del gasto del vital elemento; “ese sería el gran desafío”, finalizó.