• La reforma propone que garantizar la protección de especies destinadas a la pesca deportiva en la entidad fue aprobada por unanimidad
  •  Faculta a la SEPESCA dándole facultades para combatir eficazmente los actos de comercialización de las capturas de estas especies que se encuentren prohibidos por la Ley General

El Pleno del Congreso del Estado de Baja California Sur aprobó reformas a la Ley de Pesca y Acuacultura estatal, a fin de  garantizar la protección de las especies destinadas en forma exclusiva a la pesca deportivo-recreativa, así como para inhibir y combatir los actos de comercialización ilegales de las capturas de estas especies que se encuentren prohibidos por la Ley General.

En el dictamen, la comisión de pesca consideró que el Poder Legislativo no puede ser ciegos ante el panorama, donde cualquier persona puede acudir a cualquier centro comercial, pescadería, restaurante, incluso taquería y adquirir sin ningún problema marlín, pez vela o espada, dorado y otras especies que se supone están protegidas para su extracción exclusivamente de manera deportiva o recreativa y cuya comercialización está prohibida por la propia Ley.

También el dictamen coincidió con la iniciativa en el sentido de que manera colegiada las instituciones coadyuven en la planeación de estrategias e implementación de todas las medidas, que permitan combatir más eficazmente la pesca ilegal de esas especies.

La reforma consiste en la adición al artículo 75, referente a facultades de la Secretaría de Pesca, al que se agrega la de combatir los actos de comercialización de las capturas de estas especies que se encuentren prohibidos por la Ley General y las disposiciones que de ella emanen.

En tanto que en el artículo 101 referente a los convenios que suscriba con la Federación el Ejecutivo del Estado, agrega a sus funciones de proponer y fomentar acciones para prevenir y disuadir, el combatir la realización de actividades pesqueras y acuícolas ilícitas en la entidad.