DERROTA

Después de la estrepitosa caída que sufrió el Partido Revolucionario Institucional el día de ayer al perder la elección en los estados de Oaxaca e Hidalgo, el futuro de Alejandro Moreno –aun líder del partidazo- no puede ser otro que la renuncia. Ya sea por dignidad o por vergüenza política.

De nadie más es la responsabilidad de tan desastrosa derrota, sobre todo en Hidalgo, bastión priista por más de 93 años.

Aun con todo el pataleo que haga Moreno Cárdenas y quiera distraer la atención con llamados a judicializar el proceso electoral, lo cierto es que el PRI sólo gobernará en dos estados de la república (Coahuila y EDOMEX) y el año que entra tienen elección, lo que los coloca en una posición de franca extinción.

MORENA

Por su parte, el partido Movimiento de Regeneración Nacional celebra que gobernará 20 estados. Desde su aparición en el escenario nacional en el 2015, las gubernaturas han cambiado de color y el mapa electoral se ha pintado de guinda.

Morena gobernará Tamaulipas, Hidalgo, Quintana Roo y Oaxaca. Es indiscutible  la fuerza electoral del partido que gobierna el país y  el liderazgo de su líder moral -el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador- que a casi cuatro años de gobierno se fortalece convirtiendo a su partido en la primera fuerza del país.

BCS

Para el 2024 falta mucho tramo por recorrer; pensar en el proceso electoral intermedio de nuestro estado pudiera representar un ejercicio ocioso.

Para quienes gobiernan la entidad es momento de trabajar, de desarrollar los planes y proyectos por los que la ciudadanía los eligió. Es momento de demostrar por qué se ganaron la confianza de la gente. Sin duda, quienes ocupan un cargo de elección popular o tienen una responsabilidad de gobierno están en la vitrina electoral y serán sus acciones las que determinen si aparecen en la boleta del todavía lejano 2024.

La oposición, por su parte, tiene el camino cuesta arriba. Aún no terminan de asimilar por qué la ciudadanía les dio la espalda y, sobre todo, deben valorar muy bien con quién harán alianzas en el futuro. Acción Nacional sabe ser oposición y sobrevivir, sin embargo, el PRI puede convertirse en una rémora como lo ha sido en el pasado el Partido Verde Ecologista. #AsíLasCosas es mi opinión, al tiempo…

Colaboración de Ariel Vilchis