Foto de Salvador Salgado

Por Laura Mendoza

El jueves pasado estalló la huelga de trabajadores sindicalizados del Colegio de Bachilleres en Baja California Sur. Después de dos años sin clases por la pandemia, los alumnos se quedan sin regresar a las aulas pues no se logró llegar a un acuerdo con autoridades estatales ante una solicitud de aumento salarial del 10.54%.

En conferencia de prensa, el gobernador Víctor Castro Cosío acompañado del Secretario de Gobernación, Homero Davis Castro, la Secretaria de Finanzas, Bertha Montaño Cota y la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Alicia Meza Osuna aseguró que el gobierno del estado no tiene capacidad para atender la demanda de 10 por ciento de aumento salarial que plantea el sindicato de COBACH.

Por su parte, el secretario general Homero Davis comentó que la federación planteó un 3.5 % de aumento a la política salarial, más 1 % de incremento generalizado a todo el personal educativo, 1.8 % a prestaciones no ligadas con el salario, e incrementos del 1 % a quienes ganan más de 20,000 pesos al mes, 2 % para quienes perciban un sueldo de  entre 20,000 y 15,000 pesos y del 3 % para aquellos que ganan menos de 10,000 al mes.

El Ejecutivo Estatal hizo un llamado a que se siga con las negociaciones, pero que las clases no paren. “Apegados a la ley, apegados a las condiciones financieras, apegados a sus derechos, apegados a lo más transparente y limpio de una negociación, el gobierno no se cerró, yo los llamo a ellos a la reflexión a que regresen el lunes a clases”, señaló Castro Cosío.