Tiempo atrás escribí en este espacio a modo de pregunta quién podía revivir al muerto político en el que se había convertido el partido revolucionario institucional después de más de dos décadas de derrotas electorales. Salvo algunos destellos que no dudaron más que fuegos artificiales, el antes poderoso  partidazo ha venido en franca caída y hoy como nunca es el instituto político con más negativos entre la opinión ciudadana.

Pues bien, quien pueda revivir a ese zombi político en el que se ha convertido el PRI -sobre todo en Baja California Sur- no será la CROC ni su líder Isaías González Cuevas, quien días atrás anunció su renuncia al partido donde militó por varias décadas.

Francamente no se puede culpar al ex diputado federal y ex senador de la república por su decisión de dejar al PRI, la desbandada de priistas es una realidad en todo el país. Quintan Roo, Tabasco, Yucatán, Sinaloa, Tlaxcala, San Luis Potosí son algunos de los estados donde se han presentado desbandadas al interior del tricolor. Es claro que el PRI dejó de ser un partido de masas y peor aún, dejó de ser un partido de causas.

Así que Isaías González Cuevas se va del PRI. Se ha especulado si su salida obedece a la intención de crear un partido o sumarse a otra fuerza política nacional que podría ser Morena. Sea cual sea la decisión del líder sindical, contará con el respaldo de varios millones de afiliados a su sindicato.

Después de tantos años en la política nacional, pensar que Isaías Cuevas no sabe mover el abanico es definitivamente un error. Si el tres veces diputado federal y senador de la república deja el PRI es porque tiene claro el escenario de lo que está por venir en el país y en el estado.

Ya veremos qué sucede, al tiempo…

Colaboración de Ariel Vilchis

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com