POR ARIEL VILCHIS

La escasez de agua es tan seria en el país que algunos expertos lo consideran un tema que debería tratarse con grado de seguridad nacional.

Baja California Sur no es la excepción y también vive un momento de crisis hídrica en la mayor parte de su territorio.

En el municipio de La Paz, en particular, a la escasez se le suma la falta de mantenimiento que por mucho tiempo dejó de dársele a la red de agua potable, así como la falta de políticas públicas encaminadas a generar una mejor infraestructura que permitiera contar con un mayor volumen de agua para una ciudad que en los últimos años ha crecido de manera acelerada.

Dicho de otro modo, hay mucho trabajo por hacer pero en definitiva, en eso de asumir culpas, la actual administración municipal que encabeza Milena Quiroga quizá es la última en ser responsable directa de la falta de agua en la ciudad capital.

Quizá también, querer achacar todos los males y todas las inconformidades al gobierno de Quiroga Romero es un error  de novatos. Y es que la realidad se estrella como siempre contra los dichos.

Para empezar, Milena Quiroga ha hecho frente al negocio de la venta de agua por pipas logrando tomar acuerdos con ese gremio (ya se encuentra en operación la garza de la colonia 8 de Octubre) para destrabar el conflicto que derivó  en un bloqueo de algunas vialidades de la ciudad, qué es la política sino diálogo y acuerdos en los mejores términos, para la ciudadanía, por supuesto.

Otro punto a su favor es el trabajo realizado en las válvulas que permiten el abastecimiento en  el centro de la ciudad donde sin duda el servicio ha mejorado.

Pareciera en ocasiones que no se avanza al ritmo que desearía la ciudadanía, pero el trabajo de Milena Quiroga ahí está, es palpable, como las reparaciones realizadas a la red de la colonia Laguna Azul  y la reparación de pozos para que el suministro aumente su volumen y pueda atender a una mayor población.

Tema complejo el del agua sí, pero hoy por hoy se está realizando en La Paz obras que debieron hacerse en el pasado, obras que no están expuestas al ciudadano, que no son de grilla o política sino para resolver el suministro del vital líquido.

Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com