La alcaldesa de Mulegé, Edith Aguilar Villavicencio realizó una gira de trabajo por la zona rural del municipio acompañada de funcionarias y funcionarios de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) y de la Secretaría de Planeación Urbana y Movilidad (SEPUIM) en el Estado, con el objetivo de efectuar un análisis que derivará en la ejecución de un programa de vivienda dirigido a las comunidades de Guerrero Negro, Isla de Cedros, Sierra de San Francisco y Santa Martha.

En el recorrido encabezado por la alcaldesa mulegina, estuvieron presentes Vianney Padilla responsable de CONAVI en Baja California; Paulino Herrera, asesor técnico de CONAVI; Roberto Avilés director de Planeación de SEPUIM en Baja California Sur y Mario Rogelio Gerardo Rocha, director general de obras públicas municipales, quienes realizaron una serie de acercamientos con las y los habitantes de la zona.

“En un trabajo de coordinación entre los tres niveles de gobierno, llevamos a cabo un sondeo para verificar las condiciones actuales de la infraestructura de vivienda e identificar las necesidades de las áreas más vulnerables, esto con el objetivo de contar con la información documental requerida para arrancar con el programa de apoyo de vivienda social de la CONAVI y beneficiar al mayor número de familias con rezago habitacional de la zona rural del municipio”, declaró Aguilar Villavicencio.

Finalmente, la alcaldesa dio a conocer que durante esta gira de trabajo se llevaron a cabo reuniones de planeación interinstitucional, así como encuentros con proveedores de material y transportistas, con la finalidad de analizar la logística de los proyectos de ampliación, renovación y sustitución de vivienda que se realizarán en las comunidades beneficiarias.

“Seguiremos trabajando en coordinación con la federación para traer a Mulegé planes, programas y apoyos de vivienda dirigidos a las personas que más lo necesitan, mismos que permitan el desarrollo de la zona serrana de nuestro municipio, en específico de Guerrero Negro, Isla de Cedros, Sierra de San Francisco y Santa Martha”, concluyó Edith Aguilar.