POR ARIEL VILCHIS

El ejercicio democrático que se desarrolla en México y que concluirá el próximo 10 de abril se encuentra, hoy por hoy, en la agenda y discusión pública, en el debate diario y en la conversación informal.

 La Consulta de Revocación de Mandato en la que los mexicanos tendrán la oportunidad histórica de votar por la continuidad o no del presidente, se llevará a cabo el próximo 10 de abril que, según lo establecido, requiere de por lo menos el 40 por ciento de participación para que sea “vinculante”. El INE anunció que somos 92 millones de posibles votantes.

En ese sentido, conocemos perfectamente la postura de los partidos de oposición. Tanto el Partido Acción Nacional como el Partido Revolucionario Institucional han hecho llamados a la no participación e, incluso, han señalado que el ejercicio es innecesario ya que el presidente fue electo por seis años y que debe cumplirlos.

Sin embargo, lo interesante está en lo que hacen en el partido del cual es emanado el presidente, lo que están haciendo los gobernadores de Morena y los simpatizantes del partido que ganó la presidencia y hoy gobierna 17 estados de la república.

En los próximos trece días, desde presidencia estarán atentos en lo que hagan para incentivar la participación ciudadana, quién se ha involucrado de manera activa y, por supuesto, en la movilización que se realice el día de la consulta. Todo lo anterior será observado con detenimiento.

De ahí que el pasado fin de semana Morena cerró filas rumbo a la consulta de revocación de mandato. Los simpatizantes de Morena llevaron a cabo asambleas informativas en Guanajuato y Jalisco, una mega marcha en Guerrero y Baja California Sur no fue la excepción con una asamblea que reunió a los principales simpatizantes de morena, donde se refrendó el compromiso de trabajar bajo los principios de la cuarta transformación e impulsar la democracia en nuestro estado.

Quienes fomentan la consulta de ratificación de mandato en nuestro estado ratifican también la presencia electoral y de operación política de liderazgos locales del movimiento de regeneración nacional -mismos que, es sabido, se componen de múltiples expresiones y no necesariamente sólo de militantes, de hecho, estos últimos son la minoría-.

En la entidad ha sido claro quienes impulsan el ejercicio democrático. Los hemos visto tomar la calle, tener presencia en las reuniones, activos en las redes sociales comprometidos con el movimiento. También está claro quienes se han mantenido al margen, quienes se encuentran escondidos e incluso haciendo el doble juego de hacer pero haciendo nada. Como lo mencioné líneas arriba, en los próximos trece días desde presidencia estarán atentos y notarán y anotarán todo, porque el ejercicio de revocación de mandato va más a allá de la consulta del próximo 10 de abril y de eso ya daremos cuenta.

Ya veremos qué sucede, es mi opinión al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com