POR ARIEL VILCHIS

En definitiva no se puede gobernar solo con palabras, con discursos o promesas que se queden en buenas intenciones. Para un buen ejercicio del poder es necesario que vayan de la mano el buen decir con el buen hacer.

En sus primeros meses de administración, el gobierno de extracción morenista encabezado por el Prof. Víctor Castro Cosío ha dado muestras de que en el quehacer público las cosas se pueden hacer diferentes.

Para empezar, el cambio más significativo y que hasta ahora ha sido el sello de su gobierno es una constante cercanía con los ciudadanos, lo cual se ve reflejado en giras a lo largo y ancho del estado pero también con las audiencias públicas que mantiene de manera constante. Es el escuchar las necesidades de los ciudadanos, el reclamo de los productores del campo y a los pequeños empresarios como el gobierno palpa de primera mano lo que el pueblo necesita para actuar en consecuencia.

Y si escuchar a la gente es el primer paso para encontrar la ruta para conocer las necesidades, el segundo paso debe ser la aplicación de programas de gobierno, acciones y gestiones para darles solución. Hechos son amores dice el dicho y en ese caso también se ven resultados tangibles.

En un esfuerzo conjunto entre los tres niveles de gobierno, se llevará a cabo el Plan de Atención Integral para el municipio de Mulegé que contempla obras y acciones en materia de infraestructura urbana, deportiva, social, de salud y carretera. Nunca más un norte en el olvido, es una de las frases que suele utilizar Castro Cosío en sus discursos, ahora convertida en hechos.

Lograr un verdadero desarrollo económico y social del estado va de la mano del trabajo conjunto. Ningún esfuerzo, por más buenas intenciones que tenga, es posible si no se involucra a todos sin distingo de colores partidistas. Un ejercicio de gobierno democrático requiere que se involucre a todos los actores y en ese sentido el gobierno de Víctor Castro también ha mostrado sensibilidad.

Teniendo como eje central de su política social el programa “Tu Bienestar Nos Une” que será presentado el próximo 3 de febrero, la relación con los municipios es fundamental. Se dice fácil, pero lograr un trabajo conjunto que se traduzca en beneficios para el pueblo sudcaliforniano requiere de conjuntar voluntades, de unir esfuerzos y recursos y para ello se requiere de una buena coordinación entre gobierno y municipios, tarea que ha recaído en el secretario general Homero Davis.

Escuchar a la gente, llevar a cabo planes y programas de gobierno y mantener una estrecha coordinación con los municipios parece una buena ruta para alcanzar los objetivos del gobierno de Víctor Castro.

Si el bienestar por Baja California Sur nos une, sin duda vendrán buenos tiempos…

Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com