El riesgo de la variante Ómicron del coronavirus (COVID-19), de rápida propagación, continúa “muy elevado”, advirtió este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su informe epidemiológico semanal; pidió a países no bajar la guardia.

Será muy probable, acotó la OMS, que Ómicron se extienda a nivel internacional, suponiendo un riesgo global “muy elevado” de brotes que tendrían “graves consecuencias” en algunas regiones. Aunque estudios sugieren que es menos peligrosa, no descartó aumento de hospitalizaciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó que el riesgo por propagación de Ómicron COVID-19 es “muy elevado”. Foto: Shutterstock.

  • Las personas no vacunadas son las más amenazadas por la variante
  • La OMS hizo, de nuevo, el llamado para recibir la dosis contra el COVID-19

Evidencia consistente muestra que Ómicron tiene ventaja de crecimiento sobre Delta, con periodo de dos a tres días para duplicarse, y observa incremento rápido de incidencia en varios países. En tanto, la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidió terminar de vacunar a grupos vulnerables.

La ONU, cuerpo del que depende la OMS, sugirió a sus 194 Estados miembros “garantizar aplicación de planes de mitigación”, para mantener a los servicios sanitarios esenciales fuertes ante el riesgo “muy elevado” de la variante Ómicrón; la pandemia no terminará pronto.

Ómicron presenta un número sin precedentes de mutaciones de espícula, algunas preocupantes por potencial impacto en la trayectoria de la pandemia. Su riesgo “muy elevado”, insistió la OMS, no será descifrado hasta que investigaciones científicas profundicen en la cepa.

“Se esperan casos e infecciones de COVID-19 en personas ya vacunadas”, subrayó el informe epidemiológico semanal de la OMS, “aunque en proporción pequeña y predecible”. Ante el riesgo “muy elevado” de Ómicron, las medidas de bioseguridad deben permanecer vigentes. Inf. de unotv.com