•        Estrictas medidas sanitarias y cancelación de fiestas y música para evitar aglomeraciones: alcaldesa

Con un aforo controlado y estrictas medidas de seguridad, con presencia permanente de elementos de seguridad, este primero de diciembre iniciaron las celebraciones del Santo Patrono San Francisco Javier con una misa oficiada al aire libre, en la explanada de la histórica Misión de San Javier.

Paola Cota Davis, presidenta municipal de Loreto, afirmó que tanto el Comité Municipal de Salud, como el Cabildo, acordaron tomar estrictas medidas preventivas, que se rigen en el Semáforo de Alertas Sanitarias a nivel estatal, el cual no permite la concentración de personas en eventos masivos.

Aclaró que, por el contexto de la pandemia, solo habrá celebraciones litúrgicas, no fiestas ya que se cancelaron los números artísticos, que por tradición se realizan año con año, para evitar aglomeraciones, que pudieran poner en riesgo a los asistentes.

En el caso de la cabalgata, estará integrada por un determinado número de personas, se canceló la música y la entrada está limitada para cuidar el aforo en el lugar y proteger a la población.

Entrevistada durante su recorrido por la zona, para supervisar personalmente que todo estuviera bajo control y con las especificaciones que marcan las autoridades sanitarias, como el uso obligatorio de cubrebocas, utilizar gel para las manos y la sana distancia, informó que sólo participan comercios locales.

En ese contexto, las celebraciones tendrán una duración de tres días, concluyendo el próximo 3 de diciembre.

Agregó que se cuenta con la participación del cuerpo de bomberos, así mismo la presencia permanente de Protección Civil y Servicios Públicos.

“El ayuntamiento está contribuyendo a que las celebraciones del Santo Patrono San Francisco Javier, se realicen con todas las medidas de salud, para proteger a los visitantes”, comentó la presidenta municipal, haciendo un llamado a la población para que cumpla con todas las medidas sanitarias establecidas.