• La asistencia a las aulas cumpliendo con los protocolos sanitarios es lo mejor para combatir el rezago educativo

Cumpliendo con los protocolos sanitarios de la nueva normalidad, el número de alumnas y alumnos que acudieron a clases presenciales en los planteles de nivel básico ascendió, en la segunda semana de noviembre, a más de 30 mil, y el número de escuelas que ofrecen esta modalidad se incrementó a 560, informó el director general de Educación Básica, José María Hernández Manríquez.

El funcionario comentó que al acudir las niñas, niños y adolescentes a las escuelas y recibir atención directa de las maestras y maestros, reciben una enseñanza de mayor calidad; esto, además, les permite trabajar con el apoyo de los docentes para abatir el rezago académico en que cayeron durante el confinamiento, al carecer de los medios tecnológicos para participar en la enseñanza a distancia.

Hernández Manríquez dijo que en el transcurso de la semana las autoridades de salud confirmaron un caso de covid-19 en un trabajador de apoyo y asistencia a la educación en el municipio de Loreto, y explicó que, ante esta situación, conforme a los protocolos de sanidad, se suspendieron las labores y se aplicaron pruebas a los 19 docentes y empleados administrativos, así como a dos intendentes. Todas resultaron negativas.

Manifestó que se trabaja en estrecha colaboración con el Sector Salud y en el momento en que se detecten más casos de esta enfermedad se suspenderán clases en el plantel y se aplicarán las pruebas correspondientes para detectar, o bien, descartar la presencia del virus.