• La alcaldesa Paola Cota Davis, brinda todas las facilidades para el desarrollo de este gran evento internacional, que genera una importante derrama económica en el Estado

Loreto B. C. S. El H. X Ayuntamiento de Loreto, que preside la alcaldesa, Paola Cota Davis, respalda el trabajo y organización para el desarrollo de la Internacional Carrera de Off Road, Baja 1000, en esta 54 edición a desarrollarse del 15 al 20 de noviembre.

La edil loretana, ha instruido a los titulares de las dependencias municipales involucradas en los trabajos de organización, promoción, seguridad y apoyo para el desarrollo del evento, sumar sus esfuerzos con el comité organizador y las diferentes instancias de Gobierno, para hacer del mismo todo un éxito, alcanzando las metas planteadas.

Resaltó la Presidenta Municipal de Loreto, Paola Cota Davis, que Baja 1000, sin lugar a dudas genera una importante derrama económica para todo el Estado, pero al mismo tiempo refuerza los programas de promoción turística de la entidad y principalmente aquellos puntos que toca el evento, como es nuestro Pueblo Mágico.

De ahí que, durante los últimos días, en coordinación con el sector privado de Loreto, autoridades y ciudadanía en general hemos atendido las necesidades que se han presentado para que las actividades previas que se están llevando a cabo y en los próximos días la competencia sea todo un éxito.

En este sentido agregaron este martes, el director de Seguridad Pública, Alberto Lucas Evangelista y el director del Protección Civil Municipal de Loreto, Rubén Arce Bastida, quienes asistieron a la reunión de seguridad, así como la presentación del dispositivo de seguridad y apoyo que se desarrollará durante el paso de la carrera por Baja California Sur, donde éstas dependencias coordinarán los esfuerzos en este Municipio, buscando que tanto participantes, como aficionados disfruten de este gran evento de la mejor manera posible.

Finalmente exhortaron a la población en general que asista a disfrutar del evento, lo lleve a cabo manteniendo todas las medidas de seguridad necesarias, atendiendo las indicaciones que se hagan por parte de las autoridades participantes, para tener un evento con saldo blanco.