POR ARIEL VILCHIS

El exceso de sal en la dieta incrementa la presión arterial causando aproximadamente el 30% de hipertensión, representa un posible carcinógeno para el cáncer gástrico y está asociada con la insuficiencia renal y la osteoporosis.

La sal puede provocar una presión arterial alta crónica, conocida como hipertensión, que causa el 62% de todos los accidentes cerebrovasculares y el 49% de las enfermedades coronarias, según la Organización Mundial de la Salud.

Según lo anterior, es correcto señalar que la SAL-DAÑA al organismo.

Ahora bien, dejemos de lado al complemento alimenticio para concentrarnos en otra sal que también daña. En esta ocasión nos referimos a la aspirante a dirigir al Partido Acción Nacional de Baja California Sur, la senadora de primera minoría, Guadalupe Sal-daña quien pretende dirigir los destinos de su partido con una larga lista de deslealtad y traiciones que le han allanado el camino para lograr sus propósitos personales más allá de un beneficio para el panismo sudcaliforniano.

Cabe recordar que, a pesar de su «larga militancia», las tropelías de Guadalupe Saldaña se remontan a la deslealtad a quien le dio su confianza en el municipio de Los Cabos, Arturo de la Rosa, a quien traicionó para poder avanzar en su carrera política. Ya empoderada, también jugó contra al grupo de los Covarrubias en dos ocasiones, primero en la candidatura al senado de la república y después como candidata a presidenta municipal de Los Cabos donde no hizo absolutamente nada por el proyecto pero eso sí, se asoció con empresarios de dudosa reputación saliendo ampliamente favorecida.

Bien dicen que no hay SAL que no haga daño y en lo que respecta a Guadalupe Sal-daña y su pretención de dirigir al panismo no augura nada bueno. Ya que desde su cómodo espacio en el Senado no se ve cómo pueda fortalecer al partido del que se ha servido con la cuchara grande, salvo sea el caso de que solo quiera continuar ganando ella y solo ella… Diputación plurinominal a la vista.

Como quiera que sea, el proceso interno para elegir a la próxima presidenta del PAN en BCS ya se ha entorpecido, pues ya se señala parcialidad en un proceso cuestionado y presuntamente amañado que seguramente terminará judicializado. Cuestión de verdad, la Sal-Daña. Ya veremos qué sucede, es mi opinión al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com