• Durante el mes de agosto se llevaron a cabo dichas capacitaciones

Con el fin de actualizar los conocimientos teórico prácticos de los policías y optimizar las labores de su función, los elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) recibieron capacitaciones de manera constante a través de diversas instituciones, todas ellas enfocadas a fortalecer las prácticas operativas y elevar con ello la calidad de los servicios que prestan a la sociedad.

Lo anterior lo dio a conocer el comisario general de la corporación, José Del Carmen Pérez Romero, quien refirió que como institución encargada de proteger a la población y prevenir actos que vulneren la tranquilidad de los ciudadanos, es de suma importancia contar con los conocimientos más actuales en materia de prevención, así como mantener optimizadas las habilidades operativas para responder de manera eficiente al llamado de la sociedad.

“Para la PEP es prioridad la preparación de los agentes, esto, a fin de consolidar una institución de calidad, eficiente, de reacción inmediata y cercana a la ciudadanía con la sensibilidad para ofrecer trato digno, por ello, se busca mantener la oferta de cursos, talleres y conferencias que abone a los y las policías en su profesionalización”, expresó Pérez Romero.

En cuanto a los adiestramientos, que incluyen una formación teórico-práctica, sobresalen  los temas de seminario en regulación en materia de responsabilidad administrativas, impartido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, importante para el proceso de identificación, recolección y preservación de la evidencia digital en los procesos legales y seguimiento del sistema de justicia del Estado, documentos falsos, así como Informe policial homologado y tiro virtual  de la Academia Estatal de Seguridad.

Finalmente, José del Carmen Pérez Romero, puntualizó que los cursos teóricos fueron llevados a cabo en modalidad a distancia, participando el total del estado de fuerza activo de la PEP, agregando que estas actividades seguirán realizándose para seguir construyendo la fuerza policial que Baja California Sur merece.