• El documento se presentó al responsable de servicios regionales de SEP y al responsable de salud municipal

A través de su Jurisdicción Sanitaria 4, la Secretaría de Salud de la entidad presentó a autoridades educativas y municipales de Los Cabos, el protocolo para un regreso seguro a clases que la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) elaboró y publicó en el portal oficial www.coronavirus.bcs.gob.mx.

Esta guía sanitaria, en la que se destaca la necesidad de que en cada escuela se designe un comité coordinador de Covid-19 integrado por personal directivo, de apoyo y asistencia a la educación, así como madres y padres de familia para verificar la aplicación de medidas preventivas, fue difundida durante la sesión del Comité Municipal de Seguridad en Salud desarrollada este viernes, dijo el jefe de la Jurisdicción Sanitaria, Andrés Flores Gómez.

Durante este foro en el que participó el responsable de COEPRIS en el municipio, así como la promotora de salud que está vinculada con el sector educativo en Los Cabos, se abordó a detalle el contenido de este protocolo que contempla brindar capacitación al resto de la comunidad de la escuela, es decir al resto del personal, padres de familia y alumnado.

Esta reunión se llevó a cabo para dar inicio a las acciones de difusión y sensibilización de este documento oficial que resalta la relevancia de fomentar que las personas con sintomatología (tos, fiebre, dificultad al respirar, entre otros), no asistan al centro educativo hasta descartar la confirmación de un caso positivo.

En el protocolo se establece además que todo el personal y alumnado use correctamente el cubre boca dentro de las instalaciones y que se aplique un filtro sanitario en los accesos de los planteles para identificar personas con señales de alerta y canalizarlas al número 80022726843, a fin de que reciban asistencia oportuna, agregó.

Son acciones que se realizan con un enfoque anticipatorio, sabiendo que el plan de regreso a clases para el ciclo 2021-2022 prevé que las dos primeras semanas sean de trabajo interno para docentes, administrativos y directivos, de tal manera que, en conjunto con padres de familia, evalúen las condiciones de cada plantel y determinen los posibles aforos para el regreso a clases presenciales.