Con la finalidad de hacer respetar las medidas de higiene y sana distancia emitidas por el sector Salud dentro de los centros nocturnos y restaurantes, personal de la Coordinación Municipal de Inspección Fiscal realiza de manera continua recorridos de supervisión en la zona Centro de la delegación de Cabo San Lucas, así lo dio a conocer el delegado del puerto sanluqueño, Manuel Salvador Castro Ceseña.

Asimismo, recordó que los centros nocturnos solo se pueden llenar al 40% de su capacidad total y se debe respetar una distancia de 3.5 metros cuadrados entre cada persona o grupo; mientras que el horario de cierre para los establecimientos comerciales es a las 11:00 de la noche.

Por otra parte, Castro Ceseña enfatizó que en los recorridos se supervisa que en los locales comerciales se implementen filtros sanitarios en los que se tome la temperatura corporal, se dote de gel antibacterial y se cuente con tapetes desinfectantes; de igual manera, mencionó que el uso de cubre bocas es obligatorio dentro de los establecimientos y solamente se puede retirar cuando los comensales ingieran alimentos o bebidas.

Para finalizar, el delegado municipal de Cabo San Lucas, Manuel Salvador Castro Ceseña, aseveró que los encargados de negocios que sean sorprendidos infringiendo los protocolos de prevención de contagios de COVID-19, pueden ser acreedores a suspensión de labores o a sanciones y multas por parte de las autoridades correspondientes.