• Los estudiantes de las comunidades más remotas del estado que carecen de conectividad no abandonaron sus estudios

Con el modelo educativo a distancia que se impartió en el ciclo escolar 2020-2021 ante el resguardo sanitario a causa de la pandemia de COVID-19, estudiantes de los albergues escolares no registraron deserción, aún cuando habitan en comunidades apartadas que carecen de conectividad, informó la coordinadora de estos centros asistenciales de la Secretaría de Educación Pública del Estado, María de los Ángeles Rodríguez Corrales.

La funcionaria de SEP agregó que este logro registrado en los 19 centros asistenciales y en las dos casas del estudiante, se concretó con el trabajo constante del personal de los Albergues Escolares que recibió el respaldo de organizaciones civiles y de instituciones de los tres niveles de gobierno, como el Sistema DIF que permanentemente ofreció apoyos alimenticios.

Rodríguez Corrales comentó que trabajadoras y trabajadores  de los albergues durante el confinamiento apoyaron a las y los docentes en la distribución  de cuadernillos con los contenidos del programa de estudios en las comunidades donde radican los estudiantes, además de brindar asesorías académicas a madres y padres de familia para que éstos auxiliaran a sus hijas e hijos en las tareas escolares.

En ese sentido, agregó que las psicólogas del programa ofrecieron atención socioemocional a las familias de las comunidades, ya que durante el confinamiento se incrementaron las situaciones de estrés y depresión que requirieron de una atención profesional que les ayudara a salir adelante.

La coordinadora de Albergues Escolares mencionó que en el modelo de educación a distancia, el personal a su cargo cumplió respetando las disposiciones de la nueva normalidad, con el propósito de que los más de 500 estudiantes de estos centros reciban asistencia de calidad, equitativa y formativa, mediante actividades de apoyo que les permitan mejorar su nivel de aprovechamiento escolar y culminen su educación básica.