• Insistió ser necesario tener visión a largo plazo para no volver a pasar por lo que actualmente se padece.

Tras lograr normalizar la distribución de agua potable y el servicio de tandeos para las colonias de Cabo San Lucas, -luego de las fallas técnicas presentadas en el tanque de almacenamiento que abastece la desaladora actual-, la alcaldesa Armida Castro Guzmán dijo que la nueva planta desaladora, así como el proyecto de la Mejora Integral de Gestión (MIG), vendrán a solucionar el problema de desabasto de agua en Los Cabos.

“Llegar a la conclusión de que es necesaria una nueva planta desaladora fue muy complicado, nos llevó mucho tiempo el análisis y el estudio por los especialistas para tener los proyectos que vienen a solucionar gran parte, si no es que todo el problema del suministro de agua potable en Los Cabos”, destacó la alcaldesa.

En ese sentido, la primera edil cabeña no descartó haber tenido otras opciones a la hora de trabajar en garantizar agua para toda la población, no obstante, insistió ser necesario tener una visión a largo plazo para no volver a pasar por lo que actualmente se padece.

“El tema del agua no es menor, es importante y hubo que estudiar todas las opciones; nosotros las estudiamos y recurrimos a los proyectos que consideramos por los expertos como la mejor opción”, concluyó la presidenta municipal Armida Castro Guzmán.