• Con esta innovación tecnológica se reproducen zancudos que están imposibilitados para transmitir esa enfermedad a las personas

Mediante la implementación del proyecto Wolbachia en la zona urbana del municipio de La Paz, la Secretaría de Salud de Baja California Sur, junto con la asociación civil sin fines de lucro “World Mosquito Program” (WMP), fortalece la prevención del dengue, Zika y chikungunya que son trasmitidas a las personas por la picadura del zancudo Aedes Aegypti.

Este programa preventivo, que está basado en una tecnología desarrollada por la Universidad de Monash, en Australia, permite introducir una inofensiva bacteria llamada Wolbachia a los moscos Aedes aegypti, para que biológicamente estén imposibilitados de infectar con esos virus a los seres humanos, dijo el secretario del ramo, Víctor George Flores.  

El proyecto es implementado en las diversas zonas habitacionales de La Paz mediante el uso de zancukits, que son recipientes de cartón que tienen cápsulas con huevecillos de mosquitos con Wolbachia, a las que se añade agua para que evolucionen a etapa adulta y se reproduzcan con los ejemplares autóctonos para crear generaciones de insectos que ya no pueden contagiar a la gente con esos padecimientos virales, detalló el funcionario, al estimar que en agosto próximo concluirán las liberaciones en la zona sur de la ciudad.

Con la autorización de vecinos que voluntariamente apoyan este modelo de control biológico, los zancukits son colocados en espacios abiertos de las colonias, por brigadistas que acuden con identificación oficial y que siguen las medidas de protección personal para dar certeza de la ciudadanía, abundó.

Las evaluaciones de campo muestran que hay una significativa presencia de ejemplares con Wolbachia en las colonias donde ya se hicieron liberaciones; citó como ejemplo los dos polígonos iniciales (INDECO y Bellavista), donde el 70 por ciento de mosquitos presentan Wolbachia, así como la zona norte de la ciudad, donde se terminaron liberaciones en febrero pasado, que tienen un 60 por ciento. La expectativa es que su población se mantenga y que con esto se reduzca la transmisión de estas enfermedades, comentó George Flores, al puntualizar que en este primer semestre de 2021 no se tienen casos confirmados por dengue en la capital del estado.