• El Gobierno debe valorar la labor docente y pagarles bien para avanzar, porque en ellos está lo más valioso de nuestra sociedad: la niñez y los jóvenes.

La candidata a gobernadora por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Armida Castro, manifestó que en su oportunidad de servir a las familias de Los Cabos y tras la llegada del COVID-19, el gran pendiente en la educación antes de volver a clases presenciales, es poder dotar de agua potable a todas las escuelas.

“No se vale más letra muerta, ni decir que existen Leyes y que somos incluyentes en la educación, cuando un Gobierno como el actual tiene oídos sordos y ojos cerrados a las maestras monitoras y a las familias que tiene hijos con discapacidad. Se necesita un Gobierno con la capacidad de abrir escuelas con rampas, herramientas y un maestro monitor”, destacó Armida.

En ese mismo sentido, la abanderada del Verde Ecologista, afirmó que no se puede culpar a la Secretaria de Educación Pública (SEP), cuando hay Gobiernos con promesas y Baja California Sur crece como ningún otro estado en el país, por lo que el número de escuelas no son suficientes y hoy, que urgen nuevos espacios, no hay manera de resolver el déficit que existe de manera inmediata, “no es culpa de los maestros, simplemente no existe la capacidad en infraestructura para la educación”.

“El Gobierno debe de valorar la labor docente y pagarles bien para avanzar, porque en ellos está el presente, el futuro y lo más valioso de nuestra sociedad: la niñez y los jóvenes; asimismo, debemos de asegurar que todas las escuela tengan agua antes de pensar en las clases presenciales, porque para hablar de turismo, economía, educación y salud, el gran pendiente es el agua para los planteles educativos”, concluyó Armida Castro.