POR ARIEL VILCHIS

Las campañas electorales están a punto de iniciar, unas semanas más y veremos recorrer las calles a los aspirantes a los distintos puestos de elección popular; veremos inundadas las redes sociales de fotos de sus eventos y sus propuestas de gobierno se gritarán a los cuatro vientos.

Las campañas electorales mostrarán la mejor cara de aquellos quienes aspiran a gobernar Baja California Sur, sus municipios y representar a los ciudadanos en el congreso del estado. Pero la sociedad sudcaliforniana debe tener mucho cuidado de no caer en el error de comprar gato por liebre.

La sociedad debe abrir muy bien los ojos y agudizar sus oídos ante la trampa de quienes mienten sin pudor con tal de lograr su objetivo, con tal de hacerse del poder público aun cuando no tienen la más mínima idea de cómo llevar a cabo una buena gobernanza.

El mejor ejemplo de lo anterior es quizá lo que ha ocurrido en nuestro estado en los últimos dos años y medio con el partido Morena, algunos de sus gobiernos locales, sus legisladores, funcionarios federales y seudo líderes partidistas.

Empecemos la explicación con la dirigencia del partido en manos de Alberto Arnoldo Rentería Santana, un tipo gris que no ha sido capaz de cumplir con la máxima del movimiento que representa: “no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”, quien ha conducido el partido sin transparencia ni rendición de cuentas manejando a su antojo el presupuesto público y encima olvidando aquello de la austeridad republicana -como lo muestra su última adquisición para su uso personal. una camioneta de lujo marca Honda línea CR-V, que fue facturada por 609 mil 900 pesos a nombre de Morena-.

Por otro lado, el dirigente de morena Alberto Rentería fue acusado y sancionado por ejercer Violencia Política en Razón de Género en contra de Armida Castro Guzmán, por lo cual se le impuso una multa de 8,000 pesos; además de que tendrá que ofrecer una disculpa pública, razón por la que no podrá ser candidato a ningún puesto de elección popular.

De sus legisladores locales, si bien es cierto que llegaron con el apoyo popular, mucho le han quedado a deber a la sociedad sudcaliforniana. Improductivos en materia legislativa, muchos de ellos llegaron para hacer negocios al amparo del poder y otros para catapultar aspiraciones y proyectos personales aun incluso a costa del erario público. Pero eso sí, de su encargo popular nada. Pues han mantenido paralizado el congreso del estado con una serie de actos ilegales e incluso en un posible desacato a lo ordenado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Sin importar cómo concluya la participación de los diputados de morena en la actual legislatura, quedará para la historia su actuar desastroso, imperante y carente de oficio político.  Y aun así muchos de ellos regresarán a pedir el voto y la confianza ciudadana.

De sus funcionarios federales, senadores y legisladores federales aliados tampoco se puede decir mucho de un trabajo en favor de nuestro estado. Por el contrario, han sido cómplices activos y en muchos casos silenciosos de la demolición institucional llevada a cabo desde el centro del país. La desaparición de programas federales de apoyo a la ciudadanía ha sido claro, desde la desaparición de las guarderías, apoyo a madres, recorte de recursos al campo o a la pesca – aun cuando defiendan la retórica de los apoyos directos o mejores programas- quedan en evidencia ante una realidad aplastante como lo es la falta de medicamentos en el sector salud, el alza de los precios de los combustibles (ahí están las quejas del aumento de gas doméstico) el poco apoyo a los empresarios pequeños y medianos que generan empleo. Y aunque digan lo contrario están en contra de progreso personal, del desarrollo individual de los derechos de las personas, por eso les encanta hablar de colectivos, del pueblo de la gente. ¡Y ASÍ QUIEREN GOBERNAR NUESTRO ESTADO!

A unas semanas de que inicien las campañas electorales los ciudadanos deberán abrir muy bien los ojos para no caer en la trampa de comprar gato por liebre. Sobre todo, si es un gato pardo. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com