Al reunirse con militantes y simpatizantes de la Cuarta Transformación, el coordinador estatal del movimiento en Baja California sur, Víctor Castro Cosío, afirmó que conforman un proyecto que cada día sigue sumando voluntades.

Desde cualquier punto del estado y entre todos los sectores económicos y sociales, la ola del cambio en la entidad sigue creciendo y se fortalece con convicción, señaló, al tiempo que precisó que es resultado de abrir los ojos a la realidad que hemos vivido en los últimos diez años y comprobar, dijo, que nada de lo que nos dicen las fuentes oficiales y oficiosas en la entidad, es cierto.

De ahí que desde empresarios, comerciantes, pescadores, deportistas, artistas y amas de casas, entre muchos grupos, nos dicen en cada encuentro que quieren formar parte del verdadero cambio en Sudcalifornia.

Así como ustedes están convencidos que la Cuarta Transformación está por aterrizar en nuestra en nuestra media península, más gente de todas las edades y de otros filiaciones se están sumando para que vivamos otras condiciones mejores, con seguridad, bienestar, justicia y democracia.

Para los sudcalifornianos, expresó, ya quedó claro que la Cuarta Transformación está ocurriendo en otras partes del país y que el gobierno federal está cumpliendo su palabra de beneficiar a amplios sectores de nuestra sociedad, a pesar de que opositores critiquen un modelo diferente al que ellos impulsaron en los últimos años, caracterizado por la corrupción y entregar los recursos públicos a unos cuantos.

Ahí están ejemplificó Castro Cosío, la atención que se viene dando a Baja California Sur en los dos años recientes del proyecto de la Cuarta Transformación, como son obras de gran impacto social, como la desaladora, parques, carreteras, apoyos a pescadores, jóvenes o adultos mayores, por decir unos cuantos, continuó, que son un verdadero cambio.

Finalmente, precisó que la voluntad de los sudcalifornianos es la que convertirá a la Cuarta Transformación en el nuevo destino para Baja California Sur, que es una visión contraria a la actual, donde hay disimulo, opacidad y la privatización de espacios públicos, indicó.