Contrario a la política de destrucción ecológica que promueve MORENA y la Federación, el diputado federal Rigo Mares ha impulsado la protección de las áreas naturales protegidas para que no se realicen en ellas, actividades contrarias a su vocación de conservación de recursos naturales y ecosistemas.

“Las y los diputados de Acción Nacional, no hemos cedido en el intento por reestablecer una política ambiental a la altura de los retos del mundo y encaminada hacia la exigencia que nos imponen los altos niveles de contaminación y el acelerado calentamiento global, en México debemos de mirar a los países mas desarrollados donde la actividad económica debe estar a la par del crecimiento innovador con acciones de protección al medio ambiente”, indicó Mares Aguilar.

En ese sentido, añadió el legislador federal, “celebro que en días pasados aprobamos en la Cámara de Diputados la prohibición de realizar actividades extractivas como la minería tóxica en áreas naturales protegidas, tema que es buena noticia para Baja California Sur, recordemos las batallas que en coordinación con la sociedad organizada, hemos tenido que librar para defender nuestras bellezas naturales y recursos vitales como el agua, de las intentonas de proyectos de minería a cielo abierto en la Sierra La Laguna.” 

Mares expuso que aunque en este tema se logró el consenso para alcanzar un avance en la protección del medio ambiente, hay otros temas  en los que la aplanadora oficial que hay en la Cámara de Diputados ha cerrado la posibilidad de que México se empareje a modelos internacionales del cuidado al medio ambiente.

“Nos imponen una refinería contaminante, nos imponen una Ley Eléctrica añeja, nos tumban árboles para una obra ferroviaria sin estudios de impacto y encima de ello, las y los legisladores de MORENA junto con el gobierno federal ponen un muro ante el mundo haciéndonos caer en un bache ambiental”. 

El diputado finalizó expresando que seguirá insistiendo en propuestas de protección al medio ambiente y los recursos naturales, así como una transición a las energías limpias para mitigar la contaminación de las termoeléctricas que es otro tema ambiental y de salud pública, que aqueja a las y los paceños.