• La solicitud es insistente a fin de que se proteja a los compañeros que contribuyen al combate de la pandemia

El Gobierno de Baja California Sur mantiene gestiones ante la autoridad sanitaria federal para que se incluya a las trabajadoras y trabajadores de salud privada, así como a paramédicos de grupos de emergencia, en las siguientes fases de vacunación contra Covid-19, bajo la premisa de que con su esfuerzo profesional contribuyen al combate de la pandemia.

Desde inicios de este año, la administración estatal elaboró un censo de las y los profesionales de la salud que laboran únicamente en el medio privado, para turnar el listado a la federación y con esto se incluyeran a estos compañeros en las primeras etapas de inmunización contra el nuevo coronavirus, pero no se ha tenido respuesta positiva, indicó el titular del ramo, Víctor George Flores.

Esta solicitud que el estado ha planteado a nivel central está fundamentada en el hecho de que los profesionales de la salud que laboran en consultorios y hospitales privados, así como en agrupaciones civiles que brindan servicios de auxilio y rescate, tienen un contacto directo con pacientes respiratorios y esto eleva de manera exponencial su riesgo de contagio al patógeno que causa esta enfermedad, abundó.

Cabe mencionar que, a lo largo de esta pandemia, un total de 125 pacientes con síndrome Covid han sido atendidos en hospitales privados de Los Cabos, que contribuyen con esto a reducir la demanda de servicios terapéuticos en las instituciones de salud pública, de ahí que se insista en el llamado a que se suministre el inmunizante a los trabajadores aplicativos de esas unidades médicas.

Si bien la vacunación de personal de salud institucional avanza en la medida que la autoridad central envía lotes del biológico al estado, es importante ampliar esta cobertura a quienes, desde el medio privado, también contribuyen a cuidar el bienestar de los sudcalifornianos dijo finalmente George Flores.