La administración del XVI Ayuntamiento de La Paz que encabeza el Presidente Municipal Rubén Muñoz Álvarez, recibió en días recientes, de parte del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de Baja California Sur (ITAI BCS), el dictamen con la calificación definitiva en materia de transparencia, la cual alcanzó hasta un 99.20% de puntaje, ratificando la posición del Ayuntamiento paceño como uno de los mejores evaluados en la materia a nivel nacional.

Así lo expresó Alicia Núñez Escobar, Contralora Municipal, quien precisó que “se recibió el resultado del ITAI, respecto a la última verificación del índice general del cumplimiento de las obligaciones planteadas tanto en la Plataforma Nacional de Transparencia como en el portal municipal, donde el Consejo del ITAI determinó y aprobó el porcentaje general de cuplimiento con una calificación de 99.20%”, mencionó.

Asimismo, hizo la aclaración de que, al asumirse la presente administración, se recibió con nula calificación en la materia, por lo que lo alcanzado en esta ocasión es un reflejo del intenso trabajo que se ha hecho con las áreas que conforman la administración, “es un gran avance, un arduo trabajo que hemos realizado en equipo, con todas las áreas, empezando por el área de Presidencia que ha cumplido con todas sus obligaciones”.

De igual manera, puntualizó que para alcanzar las 8 décimas restantes y obtener la calificación de 100, la Tesorería Municipal fue la única área administrativa que que fue observada en inconsistencias de parte del órgano garante, mismas que se están subsanando actualmente con el objetivo de tener un puntaje excelente. “Las demás áreas, siguiendo la instrucción del Presidente, cumplieron al 100% su responsabilidad en materia de transparencia, incluyendo esta propia Contraloria y el área de Presidencia”, mencionó la Contralora.

Finalmente, la servidora pública reiteró el compromiso propio y del área que encabeza, para dar cumplimiento no solo a las facultades y funciones que marcan la Ley Orgánica y reglamento de la administración, sino, de poner ímpetu en las responsabilidad que le fueron conferidas al asumir el cargo.