• Reconoce el Gobernador de BCS el respaldo del Gobierno federal para hacer frente al problema de abasto de energía eléctrica
  • A su vez, el presidente López Obrador reconoció las gestiones de Mendoza Davis en la realización de dichas obras

Durante la visita a La Paz del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, donde se pusieron en marcha dos plantas de electricidad móviles de turbogas o gas natural que generarán 74 megawatts el gobernador del Estado, Carlos Mendoza Davis, destacó que éstas traerán grandes beneficios económicos, de medio ambiente y de desarrollo para Baja California Sur.

Durante el evento, expuso que contar con gas natural permitirá a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), empresas privadas e industria sudcaliforniana generar la electricidad que necesitamos. Hacerlo con gas disminuirá costos y la emisión de contaminantes, contribuyendo a la conservación de nuestra salud y del medioambiente.

Asimismo, en el recorrido hecho por las instalaciones, el Gobierno Federal se comprometió a la instalación de cuatro nuevas unidades aeroderivadas móviles, capaces de generar 108 megawatts. “Estaremos en condiciones de resolver con mayor holgura el grave problema de desabasto que enfrentamos de manera recurrente durante el verano”, señaló el Ejecutivo estatal.

Mendoza Davis señaló que, al ser una planta dual que usa gas natural o diésel, resulta menos contaminante, por lo que se garantiza que en el futuro no se dañe el aire, el suelo, las bellezas naturales con que contamos y, sobre todo, la salud”.

En ese mismo tenor, recordó que ante los apagones que se registraron en el verano del 2019 por la falta de suministro de fluido eléctrico, se pidió la intervención del presidente, y reconoció que ésta fue atendida por él y por los directivos de CFE. Esta respuesta oportuna, agregó, se manifiesta con operación de estas plantas móviles de turbogas que crearán un 25 por ciento más de energía y cubrirán la alta demanda de los meses de verano.

Por otro lado, López Obrador hizo pública las gestiones del gobernador Carlos Mendoza Davis para contar con dicha infraestructura y demostró su compromiso con las y los sudcalifornianos. También anunció la construcción de una nueva planta termoeléctrica a partir de este año y que se concluirá en 2024, que ayudará en las necesidades de crecimiento de la media península e ir reduciendo el uso de plantas antiguas que consumen combustóleo y que es difícil reconvertirlas.

El mandatario sudcaliforniano solicitó continuar con el proyecto de la planta generadora de energía eléctrica de ciclo combinado denominada Baja California Sur VI, cuyo proceso de licitación se suspendió el pasado mes de julio. “Además de generar más electricidad, es necesario sustituir la planta termoeléctrica de Punta Prieta que ha llegado ya al final de su vida útil, genera mucha contaminación y, por su antigüedad, representa un riesgo latente a quienes en ella trabajan”, resaltó.

Finalmente, realizó una última petición, retomar la propuesta de instalación de un cable submarino que permita interconectar a BCS a la red eléctrica nacional y dejar de ser el único estado del país que se encuentra eléctricamente aislado, con las dificultades que genera el tener que producir aquí toda la energía que se consume. Esto, añadió, constituye un gran anhelo de BCS y resolvería de fondo las necesidades energéticas.