POR ARIEL VILCHIS

Es curioso que quienes manejan un discurso en contra de la conformación de la alianza entre las fuerzas políticas de Acción Nacional (PAN), el Revolucionario institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) sean precisamente quienes militan o coinciden en morena y aliados.

No cabe duda que la estrategia de polarización, de división a la sociedad, está presente en la estrategia de morena en BCS ante la falta de propuestas claras que beneficien de manera real a los sudcalifornianos. Sin debate serio, los simpatizantes y dirigentes de morena prefieren confundir a la sociedad denostando lo que otras fuerzas políticas construyen -como la gran alianza ciudadana y de partidos- que arreglar el verdadero conflicto que viven al interior de morena y su aliado el PT.

Lo cierto es que la alianza entre PRI, PAN y PRD es prácticamente un hecho. Las pláticas entre estos partidos van muy avanzadas y solo falta esperar que se concluyan los procesos internos de selección de candidatos de cada partido, donde deberá tomarse en cuenta que el estado no es un pastel o botín para repartir candidaturas sino conformar una opción ante el electorado que garantice que Baja California Sur siga por la ruta del crecimiento y del desarrollo que permita una mejor calidad de vida para los sudcalifornianos.

Por supuesto que para lograrlo se deben ponderar el interés general por encima de intereses o aspiraciones personales o de grupo, ya que uno de los objetivos de conformar una gran alianza ciudadana y de partidos es buscar y lograr contrapesos y equilibrios democráticos en el poder público para que no ocurra nuevamente, por citar un ejemplo, el desastre del poder legislativo local (en manos de morena y sus aliados).

Para ello deberá la alianza llevar a los mejores hombres y mujeres en todas las candidaturas que -según lo ha manifestado el dirigente estatal del PAN, Carlos Rochín Álvarez- será bajo la figura de Candidatura Común, en la que los partidos que integren la alianza abanderarán al candidato designado. Aun cuando falta tiempo para el anuncio formal y definitivo de quiénes serán los candidatos, la competitividad de los aspirantes y un perfil intachable serán fundamentales.

En ese sentido, los nombres que están más posicionados para encabezar la alianza son: para la gubernatura del estado, Francisco Pancho Pelayo quien ha recibido muestras de apoyo de los militantes panistas, pero también de priistas y perredistas; en las alcaldías de La Paz y Los Cabos Ricardo Barroso y la senadora Lupita Saldaña, respectivamente, y en el municipio de Mulegé Edith Aguilar Villavicencio. Quedando pendiente aún la definición de las candidaturas a las diputaciones locales,así las cosas.

Fundamentalpara el éxitode la alianza PRI, PAN, PRD en el proceso electoral será la unidad y en eso trabajan quienes impulsan la gran alianza ciudadana y de partidos, con la premisa principal de que son los sudcalifornianos los que forjan su propio futuro. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs.com