• En 243 centros de zonas rurales y urbanos marginados de nueve regiones de la entidad

Para el ciclo operativo 2020-2021 el Programa de Educación Inicial No Escolarizado que la Secretaría de Educación Pública estatal opera con el Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE) incrementó la meta de cobertura a más de cinco mil padres de familia, niñas y niños de cero a tres años y mujeres embarazadas, informó el coordinador de Programas Compensatorios de SEP, Jerónimo de la Rosa Escalante.

El funcionario destacó que en Baja California Sur se trabaja, tomando en cuenta la nueva normalidad  a causa de la pandemia de COVID-19, en  9 coordinaciones y 25 supervisiones con 243  centros y promotoras que  ofrecen orientación a través de diferentes medios digitales o impresos a madres y padres de familia, además de aplicar dinámicas encaminadas a propiciar la buena crianza y el desarrollo integral de los infantes.

Jerónicmo De la Rosa Escalante señaló que en estos cinco años de gestión del gobernador Carlos Mendoza Davis se ha brindado un apoyo prioritario a los sectores de mayor marginación de la entidad, a través de apoyos como útiles escolares y entrega de mobiliario, con la finalidad de establecer un piso más parejo para que tanto los niños de inicial y nivel básico tengan la posibilidad de recibir la educación que  les permita dar pasos hacia un mejor futuro.

En ese sentido, agregó que este modelo de enseñanza tiene como tarea principal favorecer el desarrollo integral de las niñas y los niños de cero a tres años once meses, mediante el enriquecimiento de las prácticas de crianza de sus familias, a través de sesiones vía Zoom,  así como de materiales educativos, con apego y respeto a la diversidad cultural y de género.