• Foro convocado por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED)
  • Analizan los temas de fabricación, distribución, transportación y comercialización, durante esta contingencia sanitaria

El subsecretario de Protección Civil en Baja California Sur, Carlos Alfredo Godínez León, participó en foro nacional de análisis relacionado con el uso de artículos pirotécnicos, donde participaron los 32 titulares del ramo en el país, y que fue convocado por la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED).

El funcionario estatal mencionó que, esta reunión virtual fue encabezada por el director General del CENAPRED, Enrique Guevara Ortiz, mismo que tuvo como objetivo el revisar las acciones preventivas que pueden realizar los elementos de protección civil en relación a la compra, venta, manejo y transporte de artículos de pirotecnia.

“Independientemente del grado de afectación que se tienen en las entidades por el uso, distribución y venta de la pirotecnia, no deja de tener un grado de riesgo y, sobre todo, que ha cobrado vidas, más en estas fechas en las que debemos de actuar con congruencia, ya que, desde el Comité Estatal de Seguridad en Salud, se exhorta a la población a no realizar o asistir a fiestas o reuniones, y la pirotecnia es sinónimo de éstas”, expresó.

Asimismo, el subsecretario mencionó que será en los próximos días se reunirá virtualmente con los titulares de las cinco direcciones municipales de Protección Civil, para acordar los lineamientos que se deberán seguir para la revisión, supervisión, y adoptar las medidas de seguridad que correspondan dentro del marco normativo aplicable, apuntó.

En este sentido, recordó que los permisos se otorgan de conformidad a lo establecido en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, así como lo dispuesto en la reglamentación a nivel local, a través de los Ayuntamientos, agregó.

Finalmente, Godínez León hizo el llamado a la población para evitar el uso de este tipo de materiales, los cuales, si son mal manejados o se ponen en manos de menores de edad pueden tener consecuencias graves para su integridad, de ahí que se reitera la importancia que la sociedad se sume a estas acciones de prevención y protección de sus seres queridos, puntualizó.