Por Alejandro Barañano

Poco a poco, pero sumando a muchos, se han venido presentando diversas manifestaciones en contra del gobierno de la Cuarta Transformación, y estas van acelerando su paso y se enfilan sobre Andrés Manuel López Obrador.

Y lo digo porque el Gobierno de México en mucho se está equivocando pero en poco rectifica, por eso se ven cada día son más los muertos, los desempleados, los abandonados por el Sector Salud, los secuestrados, los corruptos y también muchos más los mentirosos en el poder.

En pocas palabras, no hay respuestas a lo importante y si mucha palabrería contra el pasado. El pueblo sabio se está cansando, el pueblo sabio se está molestando, el pueblo sabio irá demandando satisfactores. Y sino, tiempo al tiempo.

Llevamos dos años y no hay avances; al cumplimiento de los primeros 365 días de su gestión, Andrés Manuel López Obrador se dio cuenta que el tiempo pasa rápido y solicitó un año más para cumplir. Pero el plazo ha vencido.

¿Qué le pasó? Bueno, que se entrampó en el engaño, en las falsas expectativas y en sus ocurrencias.

Ahora además de soportar de la delincuencia, la economía se estancó, el país se frenó. A dos años de su mandato no ha sabido responder al reto de una pandemia qué se vive, pero sigue pidiendo abrazos y descartando el uso de cubrebocas.

Seguramente que en el 2021 vendrán las elecciones con un ambiente de crispación, de encono, de radicalización que bien podría comprometer en serio la paz social.

A decir verdad nada, ningún proyecto, promesa, advertencia o combate ha funcionado o beneficiado a sectores. Y veamos porque lo digo: El combate al crimen organizado ha fracasado y por el contrario el desafío de los crimínales es mayor y están tentados a desenmascarar a sus cómplices en el poder; la educación va para abajo, no hay planes de estudio concretos ni capacitación a los maestros y aunque les duela, ni una alternativa mejor a lo que destrozaron.

La Reforma Educativa; la economía están en pésimos rumbos que ya hasta están pensando en hacer un uso incorrecto del último recurso que son las reservas internacionales. El empleo se pierde y los que aún gozan del privilegio de trabajar lo hacen con salarios castigados y anulación de sus aguinaldos por ocurrencia presidencial.

Además un muy importante núcleo de jóvenes preparados y competentes se encuentras sin esperanza alguna de progresar y ahora con la pandemia sin la posibilidad de buscar rumbos nuevos en el extranjero.

La lucha contra la corrupción ha sido un malsano juego de engaños, nadie está sancionado más que Rosario Robles Berlanga y esto quizás de manera atropellada e injusta. Sin embargo las dos mediciones extremas son la liberación de Obvidio Guzmán López y el caso del General Salvador Cienfuegos Zepeda.

El gran proyecto de Dos Bocas totalmente inundado, el dichoso Aeropuerto de Santa Lucía cuestionado internacionalmente, el Tren Maya sin avances.

¿Otro ejemplo de ineptitud? Bueno, ahí está el cierre válvulas de combustible en todo el país para acabar con el huachicoleo y ni un detenido, la desaparición de los fideicomisos y luego pidiendo ayuda social para los damnificados como sucedió en Tabasco.

También envió a la Guardia Nacional al norte a controlar a agricultores “rijosos”, y al sur del país para frenar migrantes, pero la ayuda militar nunca llegó a Tabasco ni a Chiapas con la fuerza que se requería.

Andrés Manuel López Obrador habló de honestidad pero como jefe de gobierno de la Ciudad de México pero lo aplastó el “Señor de las ligas” y el jugador de Las Vegas; y ahora como presidente de México su propia familia -principalmente su hermano Pío y su hermana Felipa- lo ponen al descubierto de nueva cuenta.

El rescate de PEMEX está quebrando al país, y mientras el mundo apuesta a la supervivencia, aquí seguiremos quemando carbón. En relaciones internacionales le apostamos al malo, muy malo, y no reconocemos al bueno, muy bueno.

Y qué se puede decir de aquello que el presidente está rompiendo con el pacto federal con algunas entidades. En fin, Andrés Manuel López Obrador quizá tenga otros datos y nos pueda decir qué estamos sobresaliendo, avanzando, dando ejemplo mundial, pero poco a poco el rechazo social que se viene presentando en su contra es músculo, y eso no puede negarse; por lo que quien esto escribe mejor seguirá BALCONEANDO. . .